jueves 22/10/20

Los usuarios pagarán el transporte sanitario no urgente, las muletas y los dietéticos

Los usuarios de la Sanidad pública tendrán que pagar parte de las prótesis, los productos dietéticos e incluso el transporte sanitario no urgente, de acuerdo con el decreto que publicó ayer el BOE
Ana Mato, interviene durante una sesión de control al Gobierno	efe
Ana Mato, interviene durante una sesión de control al Gobierno efe

  Los usuarios de la Sanidad pública tendrán que pagar parte de las prótesis, los productos dietéticos e incluso el transporte sanitario no urgente, de acuerdo con el decreto que publicó ayer el BOE, que considera estos productos y actividades como “servicios accesorios” sujetos a aportación por parte del usuario.

De este modo habrá que pagar parte del coste de las muletas, sillas de ruedas o collarines en todas las comunidades, pero no los implantes internos como prótesis de cadera, rodilla o mama.

Así lo señalaron ayer fuentes del Ministerio de Sanidad que precisaron que el objetivo de este copago, que se establece en el decreto sobre medidas urgentes, publicado ayer, tiene como objetivo que todos los usuarios paguen lo mismo por estos productos, independientemente de donde residan, y en función de su renta.

El copago no afectará en ningún caso a implantes internos que conllevan una prestación sanitaria, aseguraron las fuentes.

El real decreto ley, aprobado el viernes en Consejo de Ministros, prevé que, además de las orto-prótesis, los usuarios paguen parte de los productos dietéticos e incluso el transporte sanitario no urgente, ya que se les considera como “servicios accesorios” sujetos a aportación.

Estos servicios y productos no estarán incluidos en la cartera común para todo el territorio nacional y sí en una suplementaria, que acordará el Consejo Interterritorial de Salud, en el que están representados el Gobierno central y las comunidades.

El porcentaje de pago del usuario sobre estos servicios se hará en función de la renta, al igual que ocurre en los medicamentos, aunque no se establece ningún límite para esta aportación.

Quedarán excluidos de la financiación pública algunos medicamentos que están indicados “en el tratamiento de síntomas menores”, tales como lágrimas artificiales, omeoprazol y algunos antidiarréicos, mucolíticos y descongestivos.

Tampoco serán financiados los fármacos que estén por debajo del precio determinado por el Ministerio de Sanidad y los que compartan principio activo con otro fármaco que se venda sin receta.

El porcentaje de aportación del usuario “se regirá por las mismas normas que regulan la prestación farmacéutica, tomando como base de cálculo para ello el precio final del producto y sin que se aplique ningún limite de cuantía a esta aportación”.

Comentarios