miércoles 28/10/20

La juez condena a Ortega Cano, a dos años y medio de cárcel por homicidio imprudente

El torero José Ortega Cano ha sido condenado a dos años y medio de cárcel por homicidio imprudente por un accidente de tráfico en el que murió una persona, aunque la juez anuló la prueba que le detectó una alcoholemia triple de la autorizada, por haberse roto la cadena de custodia de la sangre.

ortega deberá indemnizar a la viuda y a los hijos del fallecido	efe
ortega deberá indemnizar a la viuda y a los hijos del fallecido efe

El torero José Ortega Cano ha sido condenado a dos años y medio de cárcel por homicidio imprudente por un accidente de tráfico en el que murió una persona, aunque la juez anuló la prueba que le detectó una alcoholemia triple de la autorizada, por haberse roto la cadena de custodia de la sangre.

El abogado defensor de Ortega, que confía en que su cliente no acabe ingresando en prisión, anunció que recurrirá la resolución judicial, al igual que harán los letrados de la víctima, Carlos Parra, que reclaman que se amplíe la condena por conducción bajo los efectos del alcohol.

La sentencia del juzgado penal 6 de Sevilla, anula la prueba que detectó en Ortega Cano una alcoholemia de 1,26 gramos de alcohol por litro de sangre, el triple de la autorizada, porque se rompió la cadena de custodia de las muestras en el hospital Virgen Macarena, donde quedó ingresado en estado grave.

La juez considera demostrado que Ortega circulaba a 125 kilómetros por hora, velocidad “muy superior” a la autorizada, invadió el carril contrario 60 metros y colisionó con un vehículo que circulaba correctamente, cuyo conductor falleció en el acto.

La sentencia concede credibilidad a los cuatro profesionales de emergencias que atendieron al torero y no le apreciaron “ningún signos de embriaguez”.

Frente a ellos, un camarero que dijo que Ortega “no se tenía en pie” solo hizo una apreciación subjetiva sin ninguna corroboración objetiva, como haberle visto beber, y el dueño del último bar donde paró desmintió en el juicio su afirmación de que llevaba “una cogorza como un mulo”.

La juez concluye que Ortega incurrió en delitos de homicidio por imprudencia grave y contra la seguridad vial en un accidente que pudo deberse a que se quedó dormido o a una desatención.

Ortega Cano ha sido condenado a dos años, seis meses y un día de prisión, a tres años y medio de privación del derecho a conducir vehículos, que equivale a su pérdida, y a que indemnice con 119.731 euros a la viuda del fallecido, con 19.955 euros a cada uno de sus dos hijos y con 9.977 euros a su madre.

Sobre la posibilidad de que el torero ingrese en prisión, el abogado de Ortega reconoció que el riesgo existe, aunque menos ahora que se ha “quitado lo más importante”, la conducción bajo los efectos del alcohol.

Por suparte, las asociaciones de víctimas de tráfico lamentaron Ortega Cano haya sido condenado “solo” a dos años y medio de prisión, una pena que consideran “insuficiente” y que demuestra que “matar en la carretera es baratísimo”.

Comentarios