miércoles 25/11/20

Juana Rivas no acude a la nueva citación judicial y traslada que, como madre, debe proteger a sus hijos

Juana Rivas, vecina de Maracena (Granada) que sigue ilocalizable desde que incumpliera la orden de entregar a sus hijos al padre italiano, no acudió ayer a declarar a la nueva citación judicial para decidir medidas sobre los menores, pero trasladó a través de su abogada que sigue protegiendo a sus hijos.

Francesco Arcuri, expareja de Juana Rivas y padre de sus hijos, a su llegada al juzgado | Pepe Torres (efe)
Francesco Arcuri, expareja de Juana Rivas y padre de sus hijos, a su llegada al juzgado | Pepe Torres (efe)

Juana Rivas, vecina de Maracena (Granada) que sigue ilocalizable desde que incumpliera la orden de entregar a sus hijos al padre italiano, no acudió ayer a declarar a la nueva citación judicial para decidir medidas sobre los menores, pero trasladó a través de su abogada que sigue protegiendo a sus hijos.
A la salida del Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada, donde ayer se celebró la vista de medidas civiles urgentes que pidió el progenitor, Francesco Arcuri, la letrada María Castillo confirmó la no asistencia a la citación judicial de su representada, a la que no había sido notificada esa comparecencia.
“Juana me ha pedido que traslade a la opinión pública que todo lo que está haciendo lo está haciendo por sus dos hijos y, como madre, es la única que siente que, a día de hoy, debe proteger y seguir protegiendo a los menores ante la desprotección que se le está dando por parte de las personas correspondientes”, sentenció. Una vez escuchadas las alegaciones de ambas partes, entre las que se incluye la petición de medidas ya solicitadas como que se oficie a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para que busquen a los menores, la juez encargada de este caso por la vía civil está estudiándolas y resolverá “en las próximas horas”, según informaron por su parte fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Medidas
Preguntada sobre las medidas solicitadas por el abogado del padre, Adolfo Alonso, quien a su salida del juzgados no las detalló a los periodistas, la letrada de Juana Rivas se refirió a la prohibición expresa de salida del espacio europeo Schengen, la entrega de los pasaportes de los menores y que la madre aclare si tiene permiso de armas. Todas estas medidas de índole civil ya fueron pedidas por el representante legal del padre en un escrito presentado a finales del pasado julio ante el mismo Juzgado de Primera Instancia que ayer celebró la vista.
Este juzgado de familia rechazó en su momento las medidas cautelares solicitadas por el padre pero derivó su escrito –que también pedía medidas urgentes de orden penal– al Juzgado de Instrucción 2, órgano que citó a las partes el pasado día 8 y que, ante la incomparecencia de la madre, decretó la vigente orden de detención y presentación en sede judicial que pesa sobre Juana Rivas. La abogada de la madre dijo que la no asistencia de Rivas ayer no tendrá para ella nuevas consecuencias legales, dado que la vista se pudo celebrar debidamente con su representación.
No obstante, admitió que la mujer se encuentra en una situación “legalmente complicada” y que está asumiendo “muchos riesgos” de los que su clienta está debidamente informada. Castillo añadió que se sigue “valorando y estudiando” algún tipo de posible entrega de su representada ante la justicia. La madre pidió amparo al Tribunal Constitucional y la anulación de la orden de entregarle los niños a Arcuri, condenado en 2009 por lesiones en el ámbito familiar y a quien denunció en 2016 por maltrato, tras volver a España desde Italia.
El pasado miércoles, el Constitucional, su última opción en la justicia nacional, no admitió el recurso de amparo al alegar “extemporaneidad” en la presentación de la demanda de la mujer, quien anunció que buscará en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos la protección a los dos menores que cree que no les ha dado España.

Comentarios