lunes 26/10/20

Seis jóvenes españoles heridos de gravedad en un accidente de autobús en Francia

Un autobús universitario con 59 pasajeros que viajaba de Bilbao a Amsterdam sufrió ayer de madrugada un accidente a las afueras de Lille (norte de Francia), dejando un balance provisional de seis personas en estado grave y otras quince con heridas leves.

Miembros de los servicios de emergencias retiran los restos del autobús de la carretera	efe
Miembros de los servicios de emergencias retiran los restos del autobús de la carretera efe

Un autobús universitario con 59 pasajeros que viajaba de Bilbao a Amsterdam sufrió ayer de madrugada un accidente a las afueras de Lille (norte de Francia), dejando un balance provisional de seis personas en estado grave y otras quince con heridas leves.
Los médicos precisaron que uno de los heridos graves se encuentra en estado crítico, como resultado del accidente que se produjo a las 05.29 hora local en la noche del sábado al domingo.
Entre los heridos leves hay personas con fracturas de nariz, de clavícula, luxaciones de espalda, hematomas y otras heridas.

dadas de alta
Tras el accidente, fueron ingresados en el centro hospitalario de Lille treinta y cuatro personas, de las que trece ya fueron dadas de alta, mientras el resto de viajeros están siendo atendido en un polideportivo local por un equipo multidisciplinar de apoyo psicológico para evitar que desarrollen estrés postraumático.
“Han llamado a las familias, se les ha dado de comer y de beber, algunos están jugando al fútbol para distraerse. Su prioridad es hablar con la familia, tener noticias de sus compañeros y volver a España”, señalaron efectivos del dispositivo médico que atiende a los heridos.
El autobús, en el que viajaban 53 estudiantes, dos conductores y cuatro acompañantes y que operaba una agencia bilbaína, se empotró a la entrada de un túnel del Grand Boulevard de la periferia de Lille, a la altura del municipio de La Madeleine.
El vehículo, de una planta, quedó “decapitado” e incrustado en mitad un túnel demasiado bajo, de solo 2,60 metros de altura en un golpe “extremadamente violento” que provocó una escena de “caos apocalíptica”, explicó el psiquiatra que dirige el equipo de atención médica.
“Podría haber sido muchísimo más grave. Les ha salvado que estaban dormidos, reclinados, y que su cabeza no sobresalía de los asientos”, añadió el doctor, que no pudo detallar la fecha de regreso de los pasajeros.
El chófer, que no dio positivo en el control de alcoholemia, lo mismo que el conductor suplente, fue interrogado por la Policía para intentar esclarecer las circunstancias del siniestro.
El servicio diplomático español informó a Efe del envío de una delegación consular de urgencia desde París “con la intención de atender a víctimas, familiares y autoridades”.
Por su parte, el presidente del consejo departamental de Lille, Jean-René Lecerf, indicó a Efe que la zona donde se produjo el siniestro cumplía con la normativa pero carecía de medidas de seguridad suficientes.
El representante local señaló que todos los avisos exigidos por el código vial estaban presentes, pero que faltaba un dispositivo adicional y no obligatorio, una especie de pórtico con láminas metálicas colocado 150 metros antes del túnel, que impacta contra el vehículo que supera la altura máxima y le alerta para frenarlo.

Comentarios