domingo 25/10/20

Isla es embajador honorario de Marca España por su gestión empresarial

El presidente de Inditex, Pablo Isla, fue nombrado ayer embajador honorario de Marca España en el apartado de Gestión Empresarial.

Personalidades del ámbito cultural, social y empresarial recibieron ayer sus acreditaciones
Personalidades del ámbito cultural, social y empresarial recibieron ayer sus acreditaciones

El presidente de Inditex, Pablo Isla, fue nombrado ayer embajador honorario de Marca España en el apartado de Gestión Empresarial.
El encargado de recoger la acreditación, en su nombre, fue Ramón Renón, director general adjunto al presidente y consejero delegado de Inditex, en un acto que se celebró en Madrid y que presidió el rey, Felipe VI.
El monarca indicó que “el mejor embajador” de la Marca España es “el pueblo español, los españoles”, y aprovechó para felicitar a los nuevos representantes de este comisionado por aceptar “esta nueva responsabilidad en beneficio de nuestro país, de su imagen y de su capacidad para estar presente más y mejor en el mundo”.
Entre los nuevos embajadores honorarios de la Marca España se encuentran Edurne Pasaban, en la categoría de Deportes; Ainhoa Arteta, en Cultura y Comunicación; los hermanos Jordi y Joan Roca, en Turismo y Gastronomía; el Instituto Valenciano de Infertilidad, en Ciencia e Innovación; Cáritas, en Acción Social; el Camino de Santiago, cuya acreditación recogió el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en Relaciones Institucionales; y Josep Piqué, como acreditación que le fue concedida con carácter extraordinario. 
La de este año es la sexta edición de estos galardones que se entregan con el beneplácito del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación y cuyo objetivo es reconocer públicamente a las personas físicas o jurídicas que con su trabajo contribuyen a mejorar o generar una imagen positiva de España en el exterior.

educación y solidaridad
La soprano Ainhoa Arteta, natural de Tolosa (Guipúzcoa) se refirió al desafío soberanista catalán haciendo en su discurso un alegato de la educación y la cultura como valores fundamentales para cualquier sociedad, especialmente “en un momento como el actual, en el que para algunos prima la insolidaridad y la desunión”.
A su juicio, “para tener un país cohesionado territorial y socialmente, en el que la cultura prevalezca por encima de la insolidaridad, hay que potenciar tres cosas: educación, educación y educación”.
“Deberíamos enseñar en las escuelas de los territorios más desarrollados que papá y mamá pagan un poco más de impuestos para que otros niños de territorios menos favorecidos tengan la oportunidad de educarse como ellos”, subrayó.
“Deberíamos tener en cuenta que una parte tan importante de la educación como es el conocimiento de nuestro pasado solamente puede y debe estar tutelado por historiadores de prestigio para subrayar a los niños lo mucho que nos une y lo poco, poquísimo, que nos separa”, añadió.
Arteta ve necesario “enseñar a amar el euskera, catalán, gallego y valenciano como algo de todos los españoles y no sólo propiedad de los ciudadanos de esas comunidades, al igual que el fomento del cariño de nuestra lengua común donde hoy se la margina”.

Comentarios