sábado 31/10/20

Investigan la muerte de una pareja en un campo de tiro de Granada

Una chica de 21 años y un joven de 24 fallecieron la pasada noche en el campo de tiro de Las Gabias (Granada) a consecuencia de disparos de escopeta.

Vista del campo de tiro de Las Gabias (Granada) donde encontraron los cuerpos de la pareja | miguel angel molina (efe)
Vista del campo de tiro de Las Gabias (Granada) donde encontraron los cuerpos de la pareja | miguel angel molina (efe)

Una chica de 21 años y un joven de 24 fallecieron la pasada noche en el campo de tiro de Las Gabias (Granada) a consecuencia de disparos de escopeta.
La investigación sobre la muerte no descarta la hipótesis de que se trate de un caso de violencia machista o la de un accidente fortuito con posterior suicidio de él. Fue sobre las 21.00 horas del jueves cuando, según informaron fuentes de la Guardia Civil, trabajadores del Centro de Alto Rendimiento de Tiro Olímpico de Las Gabias, un municipio del área metropolitana de Granada, hallaron los cuerpos sin vida de una chica de 21 años y, junto a ella, el de su pareja, un joven de 24 que tenía licencia de armas y era usuario del campo de tiro.

Ambos presentaban sendos disparos que procedía de una escopeta del calibre 12, según fuentes de la investigación del caso, que está siendo investigado por el Juzgado de Instrucción 3 de Santa Fe (Granada). A la Guardia Civil no le constan antecedentes de violencia de género entre la pareja, ni la joven, residente en Granada, era usuaria del Instituto Andaluz de la Mujer, según informó ayer la Junta. Pero los investigadores continúan sin descartar ninguna de las dos hipótesis con las que trabajan desde el principio: el de un posible caso de violencia machista o por otro lado el del accidente con posterior suicidio del joven, que residía en Ogíjares (Granada).

Según indicaron fuentes próximas a la investigación, una vez concluidas las autopsias, aunque la posibilidad del accidente no está por ahora descartada, de momento no hay elementos que hagan indicar con certeza que se trató de un disparo fortuito que acabó con la vida de ella y que, como consecuencia de lo ocurrido, él se suicidó, por lo que la hipótesis de que fue un acto intencionado tampoco fue rechazada. Para llegar a una conclusión, además del resultado de la autopsia practicada a los cadáveres, los investigadores tienen en cuenta circunstancias como que los dos disparos mortales se produjeron en un intervalo de tiempo muy cercano y que no hubo llamada de auxilio ni gritos tras producirse el primero de ellos.
Cerca de 200 personas se concentraron ayer a las puertas del Ayuntamiento de Las Gabias para guardar un minuto de silencio en un acto encabezado por la alcaldesa, Vanessa Polo, que trasladó la “consternación total” que se vive en la localidad.

Comentarios