sábado 5/12/20

Intervienen un depósito de armas con lanzagranadas en Zamora

En la operación policial se  realizaron trece registros que terminaron con el arresto de tres personas
Imagen facilitada por la Policía Nacional del material requisado durante la operación
Imagen facilitada por la Policía Nacional del material requisado durante la operación

La Policía Nacional detuvo a tres personas en Zamora e intervino en trece registros un depósito de armas de guerra y explosivos, entre ellas 26 lanzagranadas, 37 armas largas y otras 70 cortas (43 pistolas y 27 revólveres), además de gran cantidad de TNT o pentrita.

La Dirección General de la Policía Nacional informó de que los detenidos, de nacionalidad española, se encargaban de la venta ilegal de estas armas y de distribuir piezas para su posterior ensamblamiento.

Están acusados de los delitos de tenencia ilícita de armas, tráfico ilegal y depósito de armas y explosivos.

Munición de guerra

Además de las armas, se encontró abundante explosivo de gran capacidad destructiva, según la Policía, como TNT, pentrita y otros, por lo que tuvo que ser necesaria la intervención de los equipos Tedax para neutralizarlos.

Asimismo, se requisaron más de 3.000 cartuchos metálicos, incluida munición de guerra de los calibres 5,56 y 7,62, además de varios kilogramos de pólvora.

El origen de la investigación se remonta a septiembre de 2019 cuando la Policía Nacional participó en un macrodispositivo a nivel internacional contra redes de tráfico ilegal de armas que estaban introduciendo armamento en la Unión Europea procedentes de los Balcanes occidentales.

Una operación liderada por Europol en la que participaron treinta países y diversas agencias policiales y que se saldó con 175 detenidos y 51 armas de fuego incautadas.

Tras este dispositivo, los agentes de la Comisaría General de Información constataron que una persona residente en Zamora estaba proveyendo de piezas de armas a través de paquetería postal a un individuo que estaba investigado en ese operativo de Europol.

El principal investigado ya había sido detenido y condenado como miembro de una red liderada por el propietario de un armería de Palma de Mallorca.

Además, los investigadores averiguaron que había mantenido relaciones comerciales con un grupo desarticulado en enero de 2017 por esa misma comisaría en la denominada operación Portu, una de las importantes en España contra el tráfico de armas.

La investigación fue dirigida por el juzgado de instrucción número 2 de Zamora, que decretó el ingreso en prisión del principal encausado.

Comentarios