miércoles 2/12/20

Ingresa en prisión el detenido por apuñalar a su expareja en Carballo

El hombre detenido en Carballo por haber presuntamente apuñalado a su expareja ingresó ayer en la cárcel de Teixeiro después de prestar declaración en el juzgado de guardia durante toda la mañana. El juez decretó para él prisión provisional comunicada y sin fianza.

El detenido, saliendo de los juzgados de Carballo tras prestar ayer declaración	tvg
El detenido, saliendo de los juzgados de Carballo tras prestar ayer declaración tvg

El hombre detenido en Carballo por haber presuntamente apuñalado a su expareja ingresó ayer en la cárcel de Teixeiro después de prestar declaración en el juzgado de guardia durante toda la mañana. El juez decretó para él prisión provisional comunicada y sin fianza.
El arrestado, M.E.R.V., está acusado de haber apuñalado en tres ocasiones a su expareja. Los hechos se produjeron poco antes de las cuatro de la madrugada del sábado en el céntrico aparcamiento público Rego da Balsa de la localidad carballesa. Según fuentes cercanas a la investigación, la víctima, de 45 años, había salido a cenar con sus compañeros de trabajo y, posteriormente, habían ido a un bar de copas a tomar algo. Fue al salir de este local cuando se encontró con su expareja, quien se ofreció a acompañarla hasta su vehículo. Al llegar al coche el hombre le asestó presuntamente tres puñaladas, concretamente en la zona del hombro y de la mama. Acto seguido, el agresor se dio a la fuga. Se trata de un ciudadano de nacionalidad uruguaya que reside en Carballo desde hace dos años.
Hasta el lugar de los hechos se trasladaron la Policía Local, la Guardia Civil y personal sanitario, que auxiliaron a la víctima. Ésta, que estaba consciente y que se encuentra fuera de peligro, aseguró a la Policía Local y a la Guardia Civil que no sabía muy bien lo que había ocurrido durante el tiempo que les llevó llegar al coche desde el local de copas.
La mujer identificó a su agresor, pero no ha querido presentar denuncia, por lo que la Guardia Civil actuó de oficio al tratarse de un caso de violencia de género. La víctima fue traslada al hospital de A Coruña si bien sus heridas no parecían ser profundas.
El hombre fue detenido pocas horas después en su domicilio sin presentar resistencia a los agentes. Tras prestar declaración ante la Guardia Civil permaneció en los calabozos del cuartel carballés y en la mañana de ayer era trasladado a los juzgados de la localidad. De allí salió en un coche patrulla hacia prisión. Uno de los temas que falta por resolver es el del arma que habría usado en el ataque pues todavía no ha sido localizada.

Comentarios