viernes 18.10.2019

Un informe de las Cortes detecta casos de acoso entre los trabajadores

El 10% de las mujeres entrevistadas afirman haber vivido situaciones así, al igual que el 3% de los hombres
Un informe de las Cortes detecta casos de acoso entre los trabajadores

El diagnóstico que encargaron el Congreso y el Senado para redactar un futuro plan de igualdad en ambas Cámaras ha detectado “situaciones de acoso moral, sexual y/o por razón de sexo”, ya que el 10 por ciento de las trabajadoras entrevistadas para el informe “consideran haber vivido” casos así, al igual que el 3 por ciento de los trabajadores.

Un 7 por ciento de las mujeres encuestadas y un 9 por ciento de los hombres dicen “haberlos presenciado”, en tanto que un 31 por ciento de entrevistadas y un 26 de entrevistados indican que “algo se ha comentado” al respecto.

Se trata del diagnóstico que el Congreso y el Senado encargaron en la anterior legislatura a una empresa externa con el fin de redactar un plan de igualdad para ambas Cámaras. No existe por ahora dicho plan, y esta es la carencia por la que se hace el informe, pero no es la única.

En la formación, denuncia e identificación de situaciones de acoso sexual o por razón de sexo, el informe localiza varios vacíos.

Riesgos

Destaca que en las Cortes Generales no se ha llevado a cabo ningún estudio para detectar “posibles riesgos derivados del acoso” como “situaciones de estrés, depresión o ansiedad” .

Remarca que no está hecho “un protocolo de prevención y actuación contra el acoso sexual y acoso por razón de sexo”.

Y recalca que no se han trazado “canales formales internos para denunciar situaciones que el personal considere que deben ser” comunicadas, como por ejemplo conductas “ofensivas, discriminatorias o abusivas”.

La sensibilización sobre estos casos, así como la formación, brillan por su ausencia, a tenor de las conclusiones del informe. Quizá por ello, apunta el documento, “en la dirección de Recursos Humanos no se tiene constancia de ningún episodio de acoso sexual o acoso por razón de sexo”.

Un total de 1.125 personas integran los cuerpos de funcionarios, personal laboral y personal eventual del Congreso y del Senado, según los datos a 31 de enero de 2019, que son con los que cuenta el estudio. Un 58 por ciento son hombres y un 62, mujeres.

Un matiz en el que reparar: el 70 por ciento de las mujeres y el 65 por ciento de los hombres tienen más de 45 años.

De las tres categorías laborales citadas antes, el informe subraya “la alta proporción de mujeres” en el personal eventual de las dos Cámaras, lo que no es baladí, pues se trata del sector con más temporalidad. El 55 por ciento de esos 1.125 trabajadores ha propiciado con sus respuestas la elaboración del diagnóstico en el que se basará el futuro Plan de Igualdad.

La sensación generalizada, señala el informe, es que en las Cortes prevalece la igualdad de oportunidades: más del 60% de las personas encuestadas consideran que confluyen las mismas oportunidades para acceder a las plazas que se convocan, para promocionarse, para entrar en cursos de formación y para cobrar.

Es más: un 96% de entrevistados y un 90% de entrevistadas concluyen que cobran igual.

Cambia el panorama si se habla de conciliación. Entre el personal sobresale la demanda de un régimen horario diferente, en el que quepan la jornada intensiva todo el año, el teletrabajo, la flexibilidad en las entradas y salidas y la racionalización en la actividad parlamentaria, en ocasiones larguísima debido a plenos que concluyen avanzada la noche.

Dice el diagnóstico que el 28% de las trabajadoras ha pedido reducción de jornada, porcentaje alto si se compara con el 6% de los hombres que lo ha hecho.

Comentarios