viernes 23/10/20

El incendio de Yeste queda casi controlado tras quemar 1.400 hectáreas, 700 en un parque natural

El operativo que trabaja en el incendio forestal de Yeste (Albacete) perimetró ayer por la tarde casi en su totalidad la superficie del siniestro, que afectó a unas 1.400 hectáreas y podría quedar estabilizado en la próxima noche o mañana si no cambian las condiciones meteorológicas.

Un helicóptero lanza agua sobre las llamas de Yeste, en Albacete | Manu (efe)
Un helicóptero lanza agua sobre las llamas de Yeste, en Albacete | Manu (efe)

El operativo que trabaja en el incendio forestal de Yeste (Albacete) perimetró ayer por la tarde casi en su totalidad la superficie del siniestro, que afectó a unas 1.400 hectáreas y podría quedar estabilizado en la próxima noche o mañana si no cambian las condiciones meteorológicas.
Según informó el Gobierno de Castilla-La Mancha, los trabajos en la zona permitieron que el incendio esté perimetrado casi en su totalidad, después de que ayer el operativo lograse establecer una línea de defensa en un 67% de su perímetro, aunque sigue sin darse por controlado.
Desde que se inició en la mañana del pasado jueves se calcula que ha afectado a unas 1.400 hectáreas de terreno, de las que unas 700 se encuentran dentro del Parque Natural del Calar del Río Mundo y la Sima, explicó el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo.
Añadió además que toda la superficie del parque natural afectada es de pinar, ya que no se han quemado especies de alto valor ecológico que alberga este enclave natural de 19.192 hectáreas, situado entre las sierras de Alcaraz y Segura, en el suroeste de la provincia de Albacete.

Áreas afectadas por las llamas
Ayer al mediodía se declaró un incendio en Pino del Oro, en la parte zamorana del parque natural Arribes del Duero, que mantuvo cortado el tráfico en la carretera N-122, principal vía de comunicación de la provincia con Portugal.
El fuego, llevó a la Junta de Castilla y León a decretar el nivel dos de peligrosidad de incendios, en una escala de cero a tres, y a movilizar a catorce medios aéreos y numerosos efectivos de extinción, según fuentes de Tráfico y del Gobierno regional.
El incendio obligó a desviar la circulación de vehículos de la N-122 desde las 15.50 horas de ayer, primero en un tramo de cinco kilómetros entre Fonfría y el cruce con Bermillo de Alba y desde una hora y media después en un trayecto más amplio, entre los kilómetros 489 y 498 de esa carretera que llega hasta la frontera y desde la que se accede a la autovía A-4 de Portugal.
El fuego no obligó a desalojar ninguna población, aunque el humo y las llamas se han acercado hasta las poblaciones de Pino del Oro, Castro de Alcañices y Bermillo de Alba, según precisaron ayer fuentes municipales.
Otra de las provincias afectadas por el fuego es Huelva, donde el Dispositivo para la Prevención y Extinción de Incendios Forestales de Andalucía (Plan Infoca) desplegó ayer efectivos para combatir un incendio forestal declarado en Rociana del Condado (Huelva). Según un portavoz del Plan Infoca, el incendio comenzó ayer a las 15.33 horas, y para sofocar las llamas fueron movilizados 25 bomberos, un agente de medio ambiente, dos vehículos autobombas y tres medios aéreos.
Por su parte, en Tarragona, los Bomberos de la Generalitat dieron ayer por controlado el incendio forestal que se declaró el jueves en el municipio de Tivenys, que quemó 109,32 hectáreas.

Comentarios