jueves 26/11/20

Un incendio obliga a evacuar un barco con 156 personas en el Mediterráneo

Un incendio originado en la bodega de un ferri de la compañía Trasmediterránea que cubría la ruta Palma-Valencia obligó a evacuar a sus 156 pasajeros y tripulantes en balsas de salvamento, cuando se encontraba a 18 millas al oeste de Mallorca poco antes de las 14:00 horas.

 El incendio del “Sorrento” se produjo alrededor de las 13.00 horas en una de las cubiertas
El incendio del “Sorrento” se produjo alrededor de las 13.00 horas en una de las cubiertas

Un incendio originado en la bodega de un ferri de la compañía Trasmediterránea que cubría la ruta Palma-Valencia obligó a evacuar a sus 156 pasajeros y tripulantes en balsas de salvamento, cuando se encontraba a 18 millas al oeste de Mallorca poco antes de las 14:00 horas.
Casi todos los ocupantes del ferry Sorrento fueron embarcados a salvo bajo la coordinación de Salvamento Marítimo en el buque Puglia, de Baleària, que se desvió de su trayecto entre Ibiza y Barcelona para acudir en apoyo del operativo de rescate y sobre las 20.15 horas atracó en el puerto de Palma para desembarcar a los afectados.
En el Dique del Oeste fueron recibidos por un amplio despliegue policial y sanitario, con un equipo de psicólogos incluido, debido a la situación de estrés vivida a raíz del incendio en este buque, denominado “Sorrento” de Transmediterránea.
Los pasajeros desembarcaron, realizaron tramites administrativos ante la Guardia Civil y, posteriormente, fueron trasladados en autobuses a una zona del puerto donde aguardaban familiares de algunos de ellos.
De los 150 ocupantes del “Sorrento”, unos 50 eran miembros de la tripulación y el resto viajeros, según concretó Transmediterránea, la compañía consignataria del ferry siniestrado. La mayoría de los pasajeros, 78, eran conductores de los camiones embarcados.
El despliegue en el Dique del Oeste de la capital balear incluyó miembros de la Guardia Civil, Policía Nacional, policía portuaria, miembros del 112 y de la Cruz Roja, además de decenas de periodistas.
Los primeros profesionales que atendieron a los evacuados fueron una veintena de sanitarios de la Cruz Roja que se desplegaron para recibirles en cuanto iniciaron el desembarco por una compuerta del “Puglia”. Repartieron mantas a los desembarcados, algunos de los cuales emplearon las sillas de ruedas que estaban preparadas para facilitar sus desplazamientos.
Hasta el puerto se desplazaron también autoridades políticas como el presidente del Govern balear, José Ramón Bauzá, el alcalde de Palma, Mateo Isern, y la delegada del Gobierno, Teresa Palmer. La ministra de Fomento, Ana Pastor, tenía previsto llegar en breve a la capital balear para supervisar la situación del barco incendiado.
El fuego, originado en la cubierta cuatro, una de las habilitadas para el transporte de vehículos pesados, continuaba activo en la embarcación a las 20.30 horas, por lo que se establecieron las medidas de prevención necesarias por si se va a pique.
Coordinación de Salvamento Marítimo de la capital balear recibió el aviso del incendio descontrolado a bordo del “Sorrento” a las 13.50 horas y coordinó el desplazamiento hasta el lugar de tres de sus embarcaciones de asistencia y un helicóptero, además de dos barcos y otro helicóptero de la Guardia Civil.
En un primer momento el capitán no consideró necesaria la evacuación del buque, pero dado que no se pudo controlar el incendio con los medios disponibles, finalmente ordenó arriar los botes salvavidas y abandonar la nave.
Hasta el lugar se desplazaron o los barcos de Salvamento Marta Mata, Sar Mesana, Guardamar Caliopé y Salvamar Actrux, además de un helicóptero Helimer 213, dos barcas de la Guardia Civil y otro helicóptero de este cuerpo.

prioridad
La delegada del Gobierno en Baleares, Teresa Palmer, dijo que la prioridad fue el salvamento de las personas a bordo y explicó que cuando el dispositivo de auxilio llegó a la posición del Sorrento se encontró con un incendio “mayor de lo previsto” y con parte del pasaje ya evacuado en lanchas de emergencia.
Trasmediterránea dispusó hoteles para todos los pasajeros evacuados y anunció que organizará sus traslados de regreso atendiendo a lo que cada uno de ellos solicite.
La naviera de Acciona puso en marcha un dispositivo de atención al pasaje y ha habilitado una línea de teléfono de información a las familias.
En julio de 2007, un carguero se hundió con 150 toneladas de fuel a una milla de Ibiza después de chocar contra un islote.

Comentarios