miércoles 16.10.2019

Un hombre mata a su mujer de dos disparos en Cabana de Bergantiños

Una mujer de Cabana de Bergantiños fallecía ayer por la tarde tras recibir presuntamente dos disparos por la espalda efectuados por su marido, en presencia de sus dos hijos, en la vivienda familiar. 
La víctima mortal es Ana Belén Varela, de 50 años.

Un grupo de personas, frente a la vivienda donde tuvieron lugar los hechos, en la parroquia de Canduas | raúl lópez
Un grupo de personas, frente a la vivienda donde tuvieron lugar los hechos, en la parroquia de Canduas | raúl lópez

Una mujer de Cabana de Bergantiños fallecía ayer por la tarde tras recibir presuntamente dos disparos por la espalda efectuados por su marido, en presencia de sus dos hijos, en la vivienda familiar. 
La víctima mortal es Ana Belén Varela, de 50 años. Su marido y supuesto autor de los hechos, Julián G. P., de 56 años, fue detenido poco después por la Guardia Civil de Malpica. El suceso tuvo lugar poco antes de las seis de la tarde en la casa familiar del núcleo de Tras da Agra, en la parroquia de Canduas. En la vivienda se encontraban la pareja y sus dos hijos, de 27 y 23 años, que nada pudieron hacer por salvar la vida de su madre. 
La Guardia Civil cree que el hombre disparó dos veces con una escopeta a su esposa, con la que, según los vecinos, se encontraba en trámites de separación. Según fuentes de la investigación, el impacto que terminó con la vida de la mujer se produjo por la espalda. Tras el suceso, los hijos alertaron a un tío que vive en una vivienda próxima para que acudiese al lugar, y fue él quien redujo al supuesto agresor hasta la llegada de las fuerzas de seguridad. Hasta el lugar de los hechos se desplazó una patrulla de la Guardia Civil de Malpica y de Protección Civil de Cabana, así como la Policía Judicial de la Guardia Civil de Carballo, donde está el detenido a la espera de pasar a disposición judicial, posiblemente entre hoy y mañana. 
Se da la circunstancia de que una hermana de la fallecida trabaja como voluntaria en la agrupación de Protección Civil y ayer tuvo que acudir a la vivienda para colaborar en estas tareas, sin tener constancia todavía de lo que había ocurrido, por lo que en el lugar se vivieron  escenas dramáticas. Hasta el lugar de los hechos también se desplazó una ambulancia, con un médico y una enfermera del PAC de Ponteceso, así como un helicóptero del 061, pero nada pudieron hacer por la víctima, que falleció en el acto.  El caso está siendo investigado por el juzgado de guardia de Carballo como un crimen de violencia machista, según la Delegación del Gobierno, aunque no existen denuncias previas por malos tratos. 
Según explicaron fuentes vecinales, al parecer el hombre estaba a tratamiento por depresión y llevaba días sin tomar sus medicamentos. Por su parte, la Xunta manifestó su “consternación ante este crimen” y hace un “llamamiento” para terminar con la lacra de la violencia machista. l

Comentarios