miércoles 20/1/21

Un hombre confiesa que mató y descuartizó a su madre hace seis años

Un hombre que está cumpliendo una condena de más de 20 años de cárcel por dos tentativas de homicidio a dos de sus tías cometidas en 2014 ha confesado a la Policía que mató a su madre en Valencia en el años 2011 tras una discusión. El reo aseguró que después del asesinato descuartizó el cadáver de la mujer.

Vista del exterior de la cárcel valenciana de Picassent donde cumple condena el homicida confeso | aec
Vista del exterior de la cárcel valenciana de Picassent donde cumple condena el homicida confeso | aec

Un hombre que está cumpliendo una condena de más de 20 años de cárcel por dos tentativas de homicidio a dos de sus tías cometidas en 2014 ha confesado a la Policía que mató a su madre en Valencia en el años 2011 tras una discusión. El reo aseguró que después del asesinato descuartizó el cadáver de la mujer.

Según informó la Policía Nacional en un comunicado, la mujer, de 48 años, supuestamente desapareció en abril de 2011, pero su marcha no fue denunciada por su hermana hasta agosto de 2016, más de cinco años después.
La desaparición se debió, según se ha podido averiguar ahora, a que su hijo mantuvo una discusión con ella, forcejearon y el joven empujó a su madre, que se golpeó mortalmente contra el suelo y falleció, según los datos aportados por el preso.

Las investigaciones de la Policía Nacional, en colaboración con la Sección de Análisis de Conducta de la Unidad Central de Inteligencia Criminal (UCIC), han determinado que posteriormente el hijo descuartizó a su madre.
Según fuentes del diario “Levante”, el hombre optó por desahacers de del cuerpo troceándolo con un serrucho, como reconoció ante los psicólogos de la Sección de Análisis de Conducta (SAC)l.

Las investigaciones se iniciaron en agosto de 2016 al denunciar una mujer la desaparición de su hermana, de la cual no tenía noticias desde abril de 2011.

La labor policial, continua el comunicado del cuerpo de seguridad, se vio dificultada por el hecho de que la desaparición de la mujer hubiera ocurrido más de cinco años atrás.

Mensajes
Los agentes, en un primer momento, descartaron que hubiera huido de manera voluntaria, como parecían indicar una serie de mensajes que supuestamente habría enviado la mujer desde un número de móvil distinto al suyo y como también opinaban algunos familiares. Además, pudieron comprobar que durante las fechas posteriores a su desaparición habrían desaparecido 45.000 euros de una de sus cuentas.

Los policías centraron las pesquisas en un hijo de la desaparecida que estaba en prisión y, tras solicitar al Juzgado su excarcelación, y gracias a la colaboración de la Sección de Análisis de Conducta, dada su compleja personalidad, el presunto autor de la muerte de su madre terminó confesando la autoría del crimen.

Comentarios