sábado 16/1/21

El hielo se convierte en la mayor amenaza tras la marcha del temporal

La normalidad comienza a instaurarse tras el final de la borrasca más fuerte del último medio siglo
Efectivos de la UME comienzan a despejar la nieve en los alrrededores de la plaza madrileña de Cibeles | efe
Efectivos de la UME comienzan a despejar la nieve en los alrrededores de la plaza madrileña de Cibeles | efe

La borrasca Filomena pierde ya intensidad, y, aunque empiezan a recuperarse carreteras, trenes y aeropuertos en todo el país, el riesgo aún no ha pasado, pues el temporal más fuerte en 50 años dará paso desde mañana a una ola de frío con temperaturas mínimas de hasta diez grados bajo cero.

El episodio de frío, que la Agencia Estatal de Meteorología prevé hasta el jueves, creará grandes placas de hielo, que es aún más peligroso para los vehículos y los viandantes.

La situación más complicada se daba ayer en Teruel, pero en otras zonas también muy afectadas por las copiosas nevadas, como Madrid, proseguían las labores para retomar un poco de normalidad,

Desde las 14.00 horas, comenzaron a salir trenes desde Madrid, los primeros hacia Santander, Málaga y Ferrol, y se esperaba que el aeropuerto Barajas empezara a abrir “de manera muy gradual” a lo largo de la tarde.

Así lo anunció el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, tras una reunión, presidida por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, del Comité de Coordinación y Dirección del sistema nacional de Protección Civil.

Sánchez, que recibió información detallada sobre la situación provocada por Filomena y de las previsiones para los próximos días, subrayó la necesidad de cooperación y coordinación para actuar con la mayor eficacia.

Ábalos, por su parte, dijo que ahora viene la fase más complicada, pues tras despejar las vías de nieve, ahora toca el hielo, por lo que 1.300 máquinas quitanieves están trabajando sin descanso para repartir fundentes que eviten que se congele el pavimento.

La ciudad de Madrid ha sido una de las grandes afectadas por las copiosas nevadas y su alcalde, José Luis Martínez-Almeida, dijo que se están estudiando solicitar la declaración de zona Catastrófica para la capital, como consecuencia de los daños, una decisión que tomarán “a lo largo de los próximos días”.

Otra de las consecuencias de Filomena ha sido el cierre de centros escolares lunes y martes en Madrid, al igual que los no universitarios en Aragón. La Junta de Castilla y León suspende la actividad lectiva hoy en las provincia de Ávila y Soria y en zonas rurales de Palencia, Segovia, Valladolid y Zamora.

Una de las comunidades más afectadas por los últimos coletazos de Filomena es Aragón, donde, según su presidente autonómico Javier Lambán, el efecto ha estado “bastante controlado”.

Doscientos efectivos de los batallones de la Unidad Militar de Emergencias de Zaragoza y Valencia se desplazaron en Castellote (Teruel) y Daroca (Zaragoza) para solventar las incidencias.

Comentarios