sábado 5/12/20

Hallan a un menor extranjero dentro de la bodega de un avión en el aeropuerto de Melilla

La Guardia Civil ha iniciado una investigación para saber cómo un menor extranjero no acompañado (Mena) pudo entrar en la pista del aeropuerto de Melilla e introducirse en la bodega de un avión con intención de viajar a Málaga como polizón, tratándose además de una instalación con vigilancia de varios cuerpos y fuerzas de seguridad

Varios inmigrantes comen en el CETI ubicado en Ceuta	REUTERS/M. Martin
Varios inmigrantes comen en el CETI ubicado en Ceuta REUTERS/M. Martin

La Guardia Civil ha iniciado una investigación para saber cómo un menor extranjero no acompañado (Mena) pudo entrar en la pista del aeropuerto de Melilla e introducirse en la bodega de un avión con intención de viajar a Málaga como polizón, tratándose además de una instalación con vigilancia de varios cuerpos y fuerzas de seguridad, tanto públicas como privadas.
La incidencia se registró mientras la tripulación estaba comiendo en el aeropuerto, cuando el menor accedió a la zona de seguridad del aeropuerto y al avión, según fuentes aeroportuarias.
Esta es la primera vez que se halla a un aspirante de polizón en un avión frente a los 1.500 menores extranjeros no acompañados intervenidos por las fuerzas de seguridad a lo largo de 2016 intentando colarse en el barco. El personal de tierra del aeropuerto de Melilla descubrió al menor en el interior de la bodega del avión, donde se guardan las maletas y demás artículos que son transportados en el aparato, en el vuelo Melilla-Málaga con salida prevista a las 14.55 horas. Según el testimonio expresado por el propio piloto y recogido en un video por uno de los pasajeros, el menor fue encontrado por el personal que carga de las maletas en el aparato.
El suceso, como reconoce el propio piloto, provocó un retraso de la salida de Melilla y llegada a Málaga. El aspirante a polizón fue entregado a la Guardia Civil de Melilla, que se hizo cargo del caso para saber cómo pudo llegar hasta este lugar y por dónde accedió a la pista aeroportuaria.
Por otro lado, un total de 6.401 migrantes y refugiados ingresaron a lo largo de 2016 en los Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Ceuta y Melilla, cifra que supone un descenso respecto del año anterior, cuando a mediados de diciembre ya se contaba el paso de más de 11.150 personas por las instalaciones de ambas ciudades autónomas.
El número de ingresos en el CETI es un indicador bastante aproximado del número de migrantes que han entrado en la ciudad autónoma por vía regular o irregular, ya que se trata del principal recurso residencial y el paso por allí acaba siendo imprescindible para conseguir un traslado a la Península.
Al CETI de Melilla llegaron 3.993 personas en todo el año, en su mayoría refugiados sirios que entraron por el puesto fronterizo de Beni Enzar, ya que este se ha convertido en el segundo punto de entrada a Europa de quienes huyen del conflicto.
En cuanto al CETI de Ceuta, se inscribieron 2.408 personas en todo el año frente a las 2.255 que lo hicieron en 2015. A diferencia del caso de Melilla, en su mayoría proceden de países del sur del Sáhara.

Comentarios