sábado 16/1/21

El Gobierno cree que la dispersión de inmigrantes alimenta a las mafias

El Ejecutivo no ve con buenos ojos “el fenómeno de la dispersión o del reparto de cuotas” de comunidades
Dos agentes conversan con varios inmigrantes ayer en el muelle de Arguineguín | Elvira Urquijo A. (efe)
Dos agentes conversan con varios inmigrantes ayer en el muelle de Arguineguín | Elvira Urquijo A. (efe)

El Gobierno no apuesta por una política de “dispersión” de inmigrantes de Canarias a puntos de la península porque, según indicó la ministra portavoz, María Jesús Montero, “no puede ser una excusa para que las mafias sigan usando ese itinerario”. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Montero indicó que la postura del Gobierno de cara a la llegada masiva de inmigrantes a las islas es “doble”.

Por un lado, dijo, el Ejecutivo quiere evitar que se concentren inmigrantes en esa comunidad autónoma, pero tampoco ve con buenos ojos “el fenómeno de la dispersión o del reparto de cuotas” con otras comunidades. Este fenómeno, añadió para justificar sus reservas al traslado de inmigrantes a la península, “no puede ser una excusa para que las mafias sigan usando ese itinerario y que se de una mayor fortaleza a esta posición”.

La lucha contra la inmigración irregular, indicó la portavoz, requiere del “compromiso de luchar contra las mafias que trafican con los seres humanos”, así como de reforzar la cooperación al desarrollo en los países de origen de los migrantes. En este sentido, Montero recordó los viajes en los últimos días a Marruecos y Senegal de los ministros de Interior y Exteriores, Fernando Grande Marlaska y Arancha González Laya, para abordar el asunto de la inmigración.

Vigilancia de las costas

En Senegal, desde donde parten muchos de los cayucos que llegan a Canarias, Montero afirmó que ya hay “una importante representación de las fuerzas de seguridad del Estado”, concretamente Policía Nacional y Guardia Civil, en funciones de vigilancia de las costas. Además, confió en que se llegará a un acuerdo con ese país para llevar a cabo repatriaciones de inmigrantes respetando sus derechos y “en un tiempo razonable”, con el fin de evitar la concentración de personas migrantes en Canarias.

Mientras, aseguró que el Gobierno seguirá habilitando espacios en las islas para acogerlos antes de la devolución y confió en que en dos semanas estarán operativos los que ha cedido el Ministerio de Defensa y otras administraciones. El presidente canario, Ángel Víctor Torres, advirtió de que no hay ni habrá “fisuras” ni en la sociedad, ni en el Parlamento ni en el Ejecutivo canario en defensa de los traslados de inmigrantes a la Península.

Comentarios