lunes 21/9/20

El Gobierno crea una comisión delegada para asuntos migratorios ante la “relevancia de esta materia”

El Gobierno creó una Comisión Delegada para Asuntos Migratorios ante la “relevancia de esta materia”, que presidirá la vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo, y cuya vicepresidenta será la titular de Trabajo y Migraciones, Magdalena Valerio.

Imagen de video facilitada por Open Arms de algunos de los 60 inmigrantes a bordo del barco de esta ONG | efe
Imagen de video facilitada por Open Arms de algunos de los 60 inmigrantes a bordo del barco de esta ONG | efe

El Gobierno creó una Comisión Delegada para Asuntos Migratorios ante la “relevancia de esta materia”, que presidirá la vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo, y cuya vicepresidenta será la titular de Trabajo y Migraciones, Magdalena Valerio.
Según explica el Ejecutivo en el real decreto que publicó ayer el BOE, su política migratoria se dirige a “reforzar la atención a los ciudadanos españoles en el exterior y retornados, a planificar y gestionar la situación de los solicitantes de asilo y refugiados, así como a la adecuada gestión de eventuales situaciones vinculadas a la llegada de inmigrantes”.
Lo cual justifica, añade, su decisión de crear esta Comisión, que además de Calvo y Valerio, estará compuesta por los ministros de Asuntos Exteriores, Josep Borrell; de Fomento, José Antonio Ábalos, y de Interior, Fernando Grande-Marlaska. Además, también la integrarán el director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno y los secretarios de Estado de Asuntos Exteriores; para la Unión Europea; de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe; y de Defensa, así como las de Seguridad, Migraciones y de Igualdad.
Además de esta, el real decreto establece las comisiones de Asuntos Económicos; el Consejo de Seguridad Nacional en su condición de Comisión Delegada del Gobierno para la Seguridad Nacional, la de Asuntos de Inteligencia; la de Política Científica y Tecnológica; la de Política de Igualdad y además la de Asuntos Culturales.

Desembarco
Por otro lado, estaba prevista para hoy por la mañana la llegada a Barcelona del barco insignia de la ONG Proactiva Open Arms.
El buque “Open Arms”, un viejo remolcador de altura reconvertido en barco de rescate, debería atracar sobre las 10.30 horas de la mañana en la terminal de cruceros del puerto barcelonés, tras cuatro días de travesía por el Mediterráneo, con los 60 inmigrantes a bordo, entre ellos cinco mujeres y cinco menores, tres de ellos no acompañados.
Los inmigrantes estaban ayer en buen estado de salud aunque “cansados y ansiosos” por llegar a puerto, explicó la portavoz de la ONG Laura Lanuza. Entre los inmigrantes, que serán atendidos por un equipo de la Cruz Roja al llegar al puerto barcelonés, hay ocho palestinos, ocho de Sudán del Sur, tres de Mali, cinco sirios, uno de Burkina Faso, otro de Costa de Marfil, cuatro eritreos, ocho egipcios, tres de República Centroafricana, dos de Camerún, dos etíopes, seis libios, ocho de Bangladesh y un guineano.
El protocolo establecido por las autoridades es que médicos de sanidad exterior examinarán a los inmigrantes, que recibirán atención psicosocial por parte de técnicos de la Cruz Roja y serán identificados y filiados por la policía antes de ser trasladados a los equipamientos dispuestos.

Residencia
Los 50 hombres serán alojados en la residencia deportiva Joaquim Blume de Esplugues de Llobregat (Barcelona), un equipamiento de la Dirección General del Deporte de la Generalitat que habitualmente aloja a deportistas, que ahora están de vacaciones. Los menores no acompañados serán puestos a disposición de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (Dgaia) y las mujeres irán a equipamientos del Ayuntamiento de Barcelona.
“Estamos buscando lo mejor para cada caso y lo único que nos queda es determinar y conocer mejor a las personas para saber cuál es la mejor respuesta para cada una de ellas”, explicó ayer el secretario de Igualdad, Migraciones y Ciudadanía de la Generalitat, Oriol Amorós.
El Gobierno español concederá a los 60 inmigrantes un permiso humanitario de 45 días de estancia legal en España por motivos excepcionales que prevé la Ley de Extranjería, tal y como hizo con los inmigrantes desembarcados por el “Aquarius” en Valencia.
Este permiso provisional evitará a los inmigrantes ingresar en el CIE y además les permitirá iniciar los trámites para pedir asilo o decidir si quieren proseguir su viaje, ya que algunos de ellos tienen familiares en Alemania y otros países europeos.
El “Open Arms” llegará acompañado por el otro barco de la ONG catalana, el “Astral”, en el que viajan cuatro eurodiputados. Según la ONG, el buque tiene previsto llegar flanqueado por el velero “Astral” y posiblemente por algún otro barco que, desde el puerto de Barcelona, saldrá a recibirlo. l

Comentarios