miércoles 17.07.2019

El Gobierno avala la propuesta europea de poner fin a los cambios de hora

La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, aseguró ayer que el Gobierno está de acuerdo con la línea europea respecto a poner fin a los cambios de hora en la Unión Europea (UE).

La ministra Isabel Celaá asegura que no observa que “haya tantas ventajas” con los cambios de hora | FERNANDO VILLAR (efe)
La ministra Isabel Celaá asegura que no observa que “haya tantas ventajas” con los cambios de hora | FERNANDO VILLAR (efe)

La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, aseguró ayer que el Gobierno está de acuerdo con la línea europea respecto a poner fin a los cambios de hora en la Unión Europea (UE).
Así lo señaló la portavoz del Ejecutivo en la rueda de prensa posterior al Consejo del Ministro, donde, según Celaá, se habló de este asunto aunque no de si los países europeos deberían adoptar el horario de verano o el de invierno permanentemente. No obstante, Celaá insistió en que el Gobierno está de acuerdo con la propuesta realizada por el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, quien aseguró que, tras haber escuchado a millones de ciudadanos que manifestaron su opinión a través de una consulta pública, próximamente se presentará una propuesta legislativa para poner fin a los cambios horarios.
En concreto, un 84% de los ciudadanos europeos y un 93% de los españoles que participaron en la consulta pública se pronunciaron a favor de eliminar esta práctica, según los resultados preliminares de la encuesta publicados ayer por la Comisión Europea (CE).
“Nosotros estamos de acuerdo con la propuesta que hace la Comisión, si es el de verano o el de invierno ni lo hemos debatido en el Consejo. Lo podemos preguntar pero no tratamos este tema, pero sí tratamos que estamos de acuerdo con la propuesta que hace Juncker en este sentido”, dijo Celaá, que aseguró no observar que “haya tantas ventajas” con los cambios de hora, y recordó que lo que defiende Europa está en línea con lo que reclama y defiende el actual Gobierno.
En cuanto a si España debería además cambiar de huso horario y sobre la racionalización de horarios, la portavoz apuntó que este es un tema “muy complejo, controvertido e interesante” y, aunque no puede avanzar detalles, “forma parte de la agenda del Ejecutivo”. En la Unión Europea hay tres zonas horarias en las que los países escogieron diferentes husos y el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, no descarta que España pueda tener otro huso horario más acorde con su posición geográfica: “Demos la oportunidad al Parlamento Europeo a ver si es capaz de encontrar un común denominador entre países”. Tal y como apunta Sandalio Gómez, profesor del IESE, ahora sería un buen momento para reflexionar sobre el huso horario español y sería muy oportuno modificarlo. 
También para Pedro Aznar, de Esade, para quien “seguramente sería positivo”, especialmente si “va acompañado de horarios de trabajo más racionales”, lo que mejoraría el nivel de bienestar social y hasta aumentaría el gasto en ocio. Desde Facua-Consumidores se pide al Gobierno que adapte el huso de Londres. Sin embargo, el presidente de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos, Eduardo Abad, no apoya este reclamo, alegando la “idiosincrasia excepcional” de este país en lo que se refiere al importante peso del turismo en la economía nacional.
Terminar con el cambio de hora, además del huso horario, también puso encima de la mesa el debate sobre la conciliación (expertos sostienen que un cambio de huso horario ayudaría a racionalizar horarios) y sobre los beneficios que para la salud podría tener no mover los relojes y el supuesto ahorro energético.
Precisamente, la CE decidió plantear esta propuesta dado que los beneficios del cambio horario son “marginales y no hay ningún estudio que diga lo contrario”, y alegaron que su abolición podrá tener impactos positivos sobre la salud de los europeos, la seguridad vial, la agricultura o incluso en el ordeño vacuno.
Pero, ¿cómo se va a llevar a cabo esta iniciativa? La CE presentará “en su debido momento” una propuesta legislativa para poner fin al cambio horario, según el portavoz comunitario Alexander Winterstein, quien precisó que el establecimiento del horario en cada Estado miembro “será siempre una competencia nacional”.
El portavoz puntualizó las palabras de Juncker, quien había dejado entrever que se mantendría el horario de verano. Por su parte, desde la patronal CEOE sí vieron favorable la supresión, ya que el cambio horario afecta a las personas y a los trabajadores, y por ende también a las empresas, aunque recuerdan que cualquier distribución del tiempo de trabajo debe ser resuelta en la negociación colectiva. l

Comentarios