sábado 19/9/20

Galicia es una de las autonomías con menor gasto sanitario por habitante

La Memoria socioeconómica y laboral del Consejo Económico y Social (CES) publicada ayer puso de manifiesto que, según los datos del Ministerio de Sanidad, el pasado año se produjo una evolución positiva .

Quirófano del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (CHUAC)	aec
Quirófano del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (CHUAC) aec

La Memoria socioeconómica y laboral del Consejo Económico y Social (CES) publicada ayer puso de manifiesto que, según los datos del Ministerio de Sanidad, el pasado año se produjo una evolución positiva del gasto medio sanitario por habitante, con un aumento de un 1,82 por ciento de media en España, hasta llegar a los 1.232 euros, si bien este gasto está por debajo de la media de la Unión Europa.
Los datos ponen de manifiesto una fuerte dispersión en los presupuestos sanitarios regionales, y Galicia, es una de las comunidades autónomas que se queda por debajo de los 1.232 euros de gasto de media estatal.
De hecho, según los datos de Eurostat, el gasto público en España implicó en 2014 una proporción equivalente al 6,1 por ciento, lo que la sitúa por debajo de la media de la Unión Europea. Asimismo, observando los datos del ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, esta partida experimentó en 2013 un descenso del 3,8 por ciento con respecto a 2012.
Uno de los factores que más contribuyeron a la reducción del gasto sanitario, tal y como se constata en el informe, fue la implantación de las diversas medidas de eficiencia en el gasto farmacéutico, que, no obstante, volvió a incrementarse en 2015, según como quedó reflejado en el 1,82 % de aumento del gasto medio por habitante.
Del mismo modo, si se toma la información relativa a los presupuestos para la atención sanitaria pública que ofrece el ministerio de Sanidad, se observa una evolución positiva del importe medio por habitante, que en 2015 se sitúa en esos 1.232 euros, un 1,82 % más que en 2014 y con una previsión de incremento de 3,85 % para 2016.
Este aumento marcaría una “ruptura” con el periodo de descenso que se registró en los años precedentes, que con mayor o menor intensidad supusieron una reducción de los recursos destinados a la protección de la salud en todas las comunidades autónomas. Así, el País Vasco, Navarra y Asturias fueron las comunidades con presupuestos “más generosos”, en tanto que Andalucía, Valencia y La Rioja presupuestaron cantidades inferiores a la media nacional.
Por otra parte, los datos ponen reflejan la “fuerte dispersión” que existe en los presupuestos sanitarios regionales. Frente a los 1.584 euros que destinó el País Vasco por habitante el pasado año, Andalucía dedico 1.007 euros, un 50 por ciento menos. Por encima de los 1.232 euros de media se colocaron Asturias, Cantabria y Canarias.

Comentarios