Galicia atendió un 4% más de dependientes durante 2021, pero 470 fallecieron en lista de espera

Un médico atiende a un paciente en un centro hospitalario | EP

Galicia atendió el año pasado a 65.061 personas dependientes, 2.571 nuevos lo que supone un 4% más que en 2020, pero un incremento inferior al de media estatal, del 8,71%, y aunque consiguió reducir la lista de espera se debió en gran parte a que 470 personas incluidas en ella fallecieron.


En concreto, la lista de espera se ha reducido en 905 personas, un 18,38% frente al 16,7% estatal, pero casi la mitad de este descenso se debe al fallecimiento de 470 personas y no a la gestión de la comunidad autónoma, según concluye el Observatorio de la Dependencia en su último dictamen presentada ayer, que elabora la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales con los datos del Imserso.


Igualmente el número de personas desatendidas en Galicia, o “limbo”, descendió en 905, hasta situar la tasa limbo gallega en el 5,8%, muy inferior a la media nacional del 13,7%, y la comunidad gallega es la tercera que menos tiene en esta situación.


Sin embargo, este informe destaca que en el resto de parámetros básicos, Galicia “muestra un serio estancamiento con exiguos crecimientos muy alejados de la media del resto de las comunidades autónomas”.


Más solicitudes

Así, se han incrementado las solicitudes de dependencia un 0,54%, hasta las 77.804; las personas valoradas en un 0,65%, hasta las 77.553 lo que supone 504 más que en 2020; y las personas con derecho a prestación en un 2,39%, 1.612 más, hasta las 67.467.


Galicia cerró el ejercicio con 3.428 nuevas prestaciones, de las cuales 1.151 se dedicaron al Servicio de Axuda no Fogar (SAF), 998 a centros de día, y 1.051 a Prestación Económica para Cuidados en el Entorno Familiar (Pecef), que perciben 15.263 personas.


Además, el año pasado se redujeron las plazas de atención residencial 967, con lo que aún no se ha recuperado los niveles previos a la pandemia, sino que se sitúa con 1.154 plazas menos.


La financiación extraordinaria que Galicia recibió en 2021 en aplicación del plan de choque estatal para la mejora y sostenibilidad del sistema de dependencia fue de 45,5 millones de euros.


Los costes del Sistema de Dependencia estimados por la gestión de las prestaciones y servicios durante 2021 se elevaron a un total de 163,9 millones de euros con las aportaciones del 54,4% de la comunidad autónoma, 26,7% del Estado, y un total de 18,9% por parte del usuario.


El promedio de gasto público por persona dependiente en Galicia es de 5.824 euros, un 3,3% menos que la media estatal de 6.026 euros. En cuanto al gasto por habitante es de 135 euros, 12,7 euros menos que la media, como consecuencia del menor gasto de los servicios y de la inferior tasa de cobertura, que es de 24,10 planes individuales de atención (PIA) por cada mil habitantes, frente a los 25,7 nacional. 

Galicia atendió un 4% más de dependientes durante 2021, pero 470 fallecieron en lista de espera

Te puede interesar