sábado 15/8/20

Galicia acentúa su declive demográfico al registrar el peor saldo vegetativo de toda España

Las cifras de nacimientos en España caen a mínimos históricos que no se daban desde el año 1941
Una niña juega en un parque | KIKO HUESCA
Una niña juega en un parque | KIKO HUESCA

Galicia registra en 2019 el peor saldo vegetativo entre las comunidades autónomas de España, con 15.631 muertes más que nacimientos, según los datos que publicó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En concreto, hubo 15.601 nacimientos, un 5,8% menos que el año anterior (por encima del 3,5% de disminución en España) y la cifra más baja desde que hay registros. Suponen 6.446 menos que los 22.047 que había en 2010.

Por su parte, también se produjeron 31.232 fallecimientos en la comunidad en 2019, por lo que hay un descenso del 3,7% respecto a 2018. Se trata de la primera bajada desde el año 2014.

De este modo, la autonomía gallega acumula tres décadas sin un saldo vegetativo positivo.

Las siguientes comunidades con peores datos en 2019 fueron Castilla y León (-14.299) y Principado de Asturias (-7.741).

No obstante, la esperanza de vida continúa al alza en Galicia, puesto que para los nacidos en 2019 sube hasta los 83,52 años (era de 83,09 años en 2018).

Con todo, hay diferencias por sexos, ya que para las mujeres es de 86,31 años, mientras que la de los hombres es de 80,64 años.

Cifra más baja desde 1941

La natalidad descendió en 2019 en todas las comunidades autónomas, salvo en La Rioja, donde creció un 3,3%. Este año, únicamente nacieron en España 359.770 niños, un 3,5% menos que un año antes, por lo que el saldo vegetativo fue negativo debido a que murieron 57.146 personas más de las que nacieron, unas cifras que se sitúan en mínimos históricos y que no se daban desde 1941, primer año del que hay datos.

Según el INE, el número de nacimientos cayó un 27,3% en una década, lo que responde al menor número de hijos y a la reducción de mujeres en edad fértil.

La media de hijos por mujer es de 1,23, frente a 1,26 de 2018, el valor más bajo desde 2001 y la edad media a la que se es madre es de 32,2 años, según la Estadística del Movimiento Natural de la Población relativa a 2019.

Asimismo, en 2019 nacieron 13.007 niños menos que en 2018, según el INE, una tendencia a la baja de la última década que sólo se interrumpió en 2014. Esta cifra supone una tasa de 7,6 nacimientos por cada 1.000 habitantes, tres décimas menos que en 2018.

Además, el estudio publicado revela que casi uno de cada cuatro nacimientos de 2019 correspondió a una madre extranjera.

Por otra parte, la mortalidad también descendió en 2019, cuando murieron en España 417.625 personas, un 2,4% menos que en 2018. Esto supone una tasa de mortalidad de 8,8 defunciones por cada mil habitantes, tres décimas menos que un año antes.

Sin embargo, la mortalidad infantil repuntó y se situó en 2,89 defunciones por cada mil nacidos vivos frente a las 2,69 de 2018.

La esperanza de vida registró además su máximo histórico: 83,6 años; 80,9 para los hombres y 86,2 para las mujeres.

El INE explica que de acuerdo a las condiciones de mortalidad del momento, una persona que alcanzara los 65 años en 2019 esperaría vivir 19,5 años más si es hombre y 23,4 años si es mujer.

Considerando los nacimientos y las defunciones, el crecimiento vegetativo de la población fue negativo en 57.146 personas, el mínimo histórico desde 1941. Esto es, murieron 57.146 personas más de las que nacieron.

Por otra parte, en 2019 se celebraron 165.578 matrimonios, un 1,2% menos que en 2018.

Comentarios