miércoles 12/8/20

La Fundación Ramón Areces beca con 475.745 euros a investigadores gallegos

La Fundación Ramón Areces adjudicó ayer 475.745 euros a cuatro nuevos proyectos de investigación gallegos sobre cáncer, enfermedades raras, seguridad alimentaria y energía renovable.

Ángel Carracedo dirige uno de los grupos de investigación
Ángel Carracedo dirige uno de los grupos de investigación

La Fundación Ramón Areces adjudicó ayer 475.745 euros a cuatro nuevos proyectos de investigación gallegos sobre cáncer, enfermedades raras, seguridad alimentaria y energía renovable.
Los cuatro proyectos fueron seleccionados entre 631 investigaciones presentadas al Concurso nacional de Ayudas a la investigación en Ciencias de la Vida y de la Materia que la institución convoca bianualmente. Con este concurso, la Fundación Ramón Areces pretende contribuir a consolidar una sólida estructura científica y tecnológica en nuestro país. Uno de los objetivos de estas ayudas es prestar apoyo a los jóvenes investigadores. Asimismo, la Fundación cede a los autores los derechos de propiedad intelectual o industrial que puedan derivarse de la ejecución de cada proyecto.

CIENTÍFICOS AL FRENTE
En los proyectos trabajarán 21 científicos gallegos durante los próximos tres años y serán dirigidos por Ángel Carracedo Álvarez, de la Fundación Pública Galega de Medicina Xenómia; Miguel Ángel Fidalgo Pérez del Centro de Investigación en Medicina Molecular (Universidad de Santiago de Compostela, USC); Jorge Pérez Juste de la Facultad de Química (Universidad de Vigo) y por Carlos Vázquez Vázquez de la Facultad de Química (USC).
El equipo que dirige Ángel Carracedo en la Fundación Pública Galega de Medicina Xenómia centrará su trabajo en el cáncer de pulmón, primero en mortalidad en los países desarrollados.
La incorporación en el 2015 de fármacos inmunoterápicos (nivolumab y pembrolizumab) para su tratamiento, ha supuesto un avance increíble permitiendo aumentar la supervivencia de los pacientes. Sin embargo, un alto porcentaje de los pacientes no responde a estos tratamientos, lo cual representa un problema de fallo terapéutico y gasto sanitario. Por ello, se hace preciso encontrar y trasladar a la práctica clínica biomarcadores que ayuden a identificar a los pacientes que se pueden beneficiar de estos tratamientos, así como biomarcadores que permitan monitorizar respuesta y resistencia durante la duración del mismo.
Miguel Ángel Fidalgo Pérez de la USC, estudiará una enfermedad hereditaria, la cavernomatosis múltiple familiar. El trabajo de Jorge Pérez Justede se enmarca dentro del área “Seguridad alimentaria y biotecnología” y el equipo que dirige Carlos Vázquez Vázquez en la Facultad de Química de la USC trata de desarrollar sistemas eficientes de captación de energía solar y su conversión en hidrógeno.

Comentarios