sábado 5/12/20

Fomento empezará a desviar camiones hacia autopistas en el segundo trimestre del año

El Ministerio de Fomento prevé implantar de forma “gradual”, a partir del segundo trimestre del año, el plan de mejora en la circulación que prevé el desvío obligatorio de los camiones desde aquellas vías convencionales que se encuentran muy congestionadas hacia rutas alternativas en autopistas de peaje.
 

Unos camiones, circulando por la autopista AP-7	efe
Unos camiones, circulando por la autopista AP-7 efe

El Ministerio de Fomento prevé implantar de forma “gradual”, a partir del segundo trimestre del año, el plan de mejora en la circulación que prevé el desvío obligatorio de los camiones desde aquellas vías convencionales que se encuentran muy congestionadas hacia rutas alternativas en autopistas de peaje.
El secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, presentó ayer las líneas del plan al presidente de Comité Nacional de Transporte por Carretera, Ovidio de la Roza, y al presidente de CETM, Marcos Montero, en una reunión, que calificó de “muy positiva”.
Al término del encuentro, Gómez-Pomar destacó que ha habido “una buena recepción” por parte de los representantes de los transportistas, de los que se espera ahora una valoración de la propuesta ministerial.
Fomento está dispuesto a ofrecer una bonificación del 50 % del coste del peaje en el tramo obligatorio y para los camiones que viniesen antes de este tramo y continuasen más allá de él, una bonificación del 35 %.
Gómez-Pomar recalcó que la idea no es la gratuidad en la circulación por las autopistas, sino dar un incentivo importante como la bonificación. “No podemos presupuestariamente contemplar una medida que entrañe la gratuidad porque, además, podría tener unos elementos de distorsión elevados”, advirtió.
Fomento estima que, contemplando la globalidad de todos los costes que tienen que afrontar los grandes transportista, circular por autopista de peaje con esta bonificación del 50 % puede suponer en promedio un ahorro en trono a los 12 céntimos el kilómetro.
El secretario de Estado explicó que “se trata de analizar en detalle los distintos tramos, el kilometraje y todas las circunstancias y características para poder trabajar en el mejor plan”.
Precisó que Fomento tendrá que cerrar el plan con la Dirección General de Tráfico y el Ministerio de Interior porque “cualquier medida que tenga un carácter obligatorio de desviación de trafico es una medida que tiene que ser adoptada por resolución de la DGT”.

Comentarios