sábado 28/11/20

Los físicos alertan de que cambiar el huso horario sería “un disparate”

Varios físicos alertaron de las consecuencias que tendría para España el cambio de huso horario, como reclaman desde hace tiempo asociaciones como la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles (Arhoe), y afirman que el país se encuentra en la zona horaria correcta .

 

Advierten de que no se pueden comparar los horarios de España con los del resto de Europa	archivo ec
Advierten de que no se pueden comparar los horarios de España con los del resto de Europa archivo ec

Varios físicos alertaron de las consecuencias que tendría para España el cambio de huso horario, como reclaman desde hace tiempo asociaciones como la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles (Arhoe), y afirman que el país se encuentra en la zona horaria correcta, por lo que la materialización de esta propuesta sería “un disparate”.
El Catedrático del Departamento de Física Aplicada de la Universidad de Santiago, Jorge Mira, argumentó que “un cambio de huso no solo no arreglaría nada, sino que incluso traería problemas”.
Además, añadió que los científicos observan “con mucho pánico que se está razonando sobre un mapa plano cuando la Tierra es redonda”, al tiempo que advirtió de que “se están dando argumentos que son falacias”.
A su juicio, España “está en el huso correcto” y “si se cambia, se va a generar un caos que implicaría un coste enorme”.
“Es un disparate porque el modo de vida seguiría siendo el mismo, sea cual sea el huso, que es solo una manecilla del reloj, porque el sol va a seguir saliendo y se va poner igual –dijo–. Por ejemplo: una persona sale actualmente a las seis de la tarde pero, con el cambio horario, saldría de noche por lo que, como primera consecuencia, esto implicaría que la vida se trasladaría una hora más hacia la noche. Y si para compensar, se adelanta una hora la entrada al trabajo, nos quedaríamos exactamente igual que como estamos ahora”.

mapa plano
El experto también lamentó que se esté “razonando sobre un mapa plano y no una esfera”, por lo que no se pueden comparar los horarios de España con los del resto de Europa. “No se puede comparar el norte, donde hay menos horas de luz, con el sur del continente, donde disfrutan de más horas solares. Es una animalada y se razona falazmente porque se hace sobre un mapa plano, aunque sea difícil de entender”, reiteró.
Asimismo, Mira negó que el horario actual sea fruto de una decisión de Franco ya que, como recordó, durante la Guerra Civil y la II Guerra Mundial hubo sucesivos cambios debido a cuestiones bélicas. El científico precisó que, al término del conflicto, fue Charles De Gaulle quien mantuvo el actual horario central europeo y España se mantuvo alineada con el país vecino, por lo que el origen del huso actual “es gaullista y europeo”.
Además, cuestionó que la Subcomisión para la Estudio de la Racionalización de los Horarios, la Conciliación de la Vida Personal, Familiar y Laboral y la Corresponsabilidad puesta en marcha en 2013 –en cuyo informe final se abogaba, entre otras medidas, por un cambio horario, ya que incidiría “favorablemente” en la conciliación– no contara con ningún científico experto en estos temas “que hubiese enseñado datos en gráficas desde una perspectiva científica” con el fin de parar “esta bola de nieve”.
Preguntado sobre si se ha puesto en contacto con la Administración para alertar de las consecuencias de un posible cambio, Mira precisó que ha trasladado sus inquietudes “de modo informal en Galicia en los últimos años”, aunque reconoció que “es complicado salir de ese ámbito”. Por su parte, el científico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) José Fernández-Albertos, incidió en la idea de que el sol “influye en los hábitos de vida”. “Es cierto que los hábitos sí responden a la posición del sol porque, aunque sea la misma hora legal en el este y oeste peninsular, los hábitos sociales son diferentes porque la hora solar lo es”, aseveró.
Indicó que “cuando el sol se pone antes en términos de hora legal, esto hace que la gente acelere la salida del trabajo” y coincidió con Mira “en que compararse con los países del norte de Europa es un error porque tienen menos horas de sol, sobre todo en invierno, y concentran la jornada laboral, lo que favorece la conciliación, pero en los países del sur de Europa es más complicado concentrar esta jornada”.

Comentarios