miércoles 21/10/20

La exesposa del consejero de Seguridad de Melilla le acusa de entrar en su casa con una radial

El consejero de Seguridad Ciudadana de Melilla, Isidoro González (PP), anunció ayer que no dimitirá, como pidió ayer toda la oposición (Coalición por Melilla, PSOE y Ciudadanos),

Isidoro González fue denunciado por malos tratos en el mes de octubre por su expareja
Isidoro González fue denunciado por malos tratos en el mes de octubre por su expareja

El consejero de Seguridad Ciudadana de Melilla, Isidoro González (PP), anunció ayer que no dimitirá, como pidió ayer toda la oposición (Coalición por Melilla, PSOE y Ciudadanos), después de la polémica creada por la entrada con ayuda de un cerrajero y una radial en la casa familiar, donde residen su ex mujer y su hijo, para recoger algunos de sus enseres personales.
En rueda de prensa, González defendió que la vivienda en la que accedió aprovechando que su expareja se encontraba de viaje “sigue siendo a día de hoy mi casa” porque aún no iniciaron los trámites de separación y ningún juzgado determinó lo contrario, aunque ella le haya denunciado el 27 de octubre de 2016 por presuntos malos tratos que él niega.
El político, que tras esta denuncia se fue a otra casa mientras se resuelve judicialmente el caso, señaló que recurrió a un cerrajero porque cuando a acudió a la casa aprovechando que su exmujer no estaba, para evitar con ello provocaciones, vio que había cambiado la cerradura.
Isidoro González manifestó que “llevaba meses” pidiendo a su ex mujer que le permitiera recoger sus enseres personales para poder desempeñar su labor personal y profesional diaria y ella no accedía a ello. El titular de Seguridad Ciudadana lamentó que sus desavenencias matrimoniales “estén sirviendo para hacer escarnio” de su persona y recordó que desde que salió a la luz pública la denuncia por malos tratos de octubre se ha manteniendo en un segundo plano “para no echar más leña al fuego” y proteger a su hijo”.
González, que es Inspector de la Policía Nacional en excedencia mientras ocupa el cargo político, denunció públicamente algunas de las cosas que se están publicando sobre su persona “porque es muy duro para un policía alguna de las cosas que se han dicho sobre mí”.

“CONFABULACIÓN”
El consejero recalcó que no ha cometido ninguna ilegalidad al entrar en la que dice que aún es su casa “mientras un juez no establezca lo contrario” y consideró que todo lo que le está ocurriendo “es una confabulación desde esferas que exceden la política,” para lograr su cese como consejero de Seguridad Ciudadana en Melilla.
Sobre la petición conjunta de todos los partidos de la oposición, que reclaman su cese tras conocerse la polémica de la entrada en casa y la difusión en los medios de los vídeos grabados por unas vecinas, en los que se le ve entrando con ayuda de un cerrajero, señaló que quieren usar su caso como un arma.

Comentarios