lunes 26/10/20

Un estudio internacional relaciona el consumo de café con un menor riesgo de muerte

Un estudio internacional en el que participa la Región de Murcia a través del Servicio de Epidemiología de la Consejería de Salud revela que el consumo de café está asociado a un menor riesgo de muerte por diversas causas, especialmente digestivas y circulatorias.

Un estudio internacional en el que participa la Región de Murcia a través del Servicio de Epidemiología de la Consejería de Salud revela que el consumo de café está asociado a un menor riesgo de muerte por diversas causas, especialmente digestivas y circulatorias.
Los resultados provienen del estudio más amplio de su tipo, en el que los científicos analizaron datos de más de medio millón de personas en diez países europeos para explorar el efecto del consumo de café sobre el riesgo de mortalidad. Asimismo, los resultados de este trabajo, que concluye que este producto puede tener efectos beneficiosos sobre la función hepática y la salud, revelan una fuerte asociación inversa entre su consumo y la mortalidad por enfermedad hepática.
Los expertos analizaron datos en diez países de 521.330 personas de más de 35 años procedentes del Estudio Prospectivo Europeo sobre Dieta, Cáncer y Salud (EPIC), en el que participan 40.000 españoles, 8.515 de ellos murcianos. Los resultados no implican necesariamente que el café alargue la vida, pero sí sugieren que su consumo resulta saludable, que es aconsejable incorporarlo en una dieta sana y que el consumo de unas tres tazas al día puede tener efectos beneficiosos para la salud, ya que se asocia con un menor riesgo de muerte.
Los estudios no han encontrado diferencia entre el consumo de café con cafeína y descafeinado sobre la salud.
Esta investigación, recogida en Annals of Internal Medicine, señala que beber café no solo no es perjudicial, sino que reduce el riesgo de mortalidad prematura entre un 12 y un 18%.
Los científicos observaron que los hombres que tomaban dos o tres tazas de café diarias tenían un 18% menos de riesgo de mortalidad prematura, que en el caso de las mujeres era del ocho por ciento, en comparación con aquellos que no consumían café.
Los resultados asocian el consumo de tan solo un café diario con una reducción de la mortalidad prematura del tres por ciento en hombres y del uno por ciento en mujeres.

Comentarios