miércoles 5/8/20

Las empresas gallegas apuestan por el regalo promocional

 Las empresas gallegas apuestan por el regalo promocional
Las empresas gallegas apuestan por el regalo promocional

Los regalos promocionales están por doquier, incluso en nuestras casas. Son todos aquellos bolígrafos, libretas y bolsas con los que alguna vez nos obsequió una empresa. Una efectiva estrategia de marketing para promocionar sutilmente una marca y que las empresas gallegas como Tac Tac, bajo un prisma innovador y ecológico, lideran en el sector.

Un vínculo entre la empresa y el cliente

Los regalos promocionales, además de un incentivo para la suerte del cliente, son un recurso indispensable para reforzar la marca de la empresa. En ese sentido, este tipo de regalos están especialmente pensados para vincularse con un cliente específico. O en otras palabras, con el cliente potencial de dicha empresa. Dentro de muchos de sus ejemplos, la empresa gallega especializada en regalo promocional de empresa Tac Tac, destaca por el dinamismo que ha adquirido en el sector los últimos años. Contando con más de 25 años en el mundo del marketing promocional, su gran catálogo de productos personalizables se extiende en un innumerable océano de posibilidades.

Cabe destacar, además, que Tac Tac está estrechamente comprometida con la evolución de dicho sector. Hoy en día, con una gran importancia dedicada al regalo promocional, pero que, en su transcurso, además de reforzar el engagement, o interacción, del cliente con la marca, tenga respeto por el medio ambiente. En esa línea, esta empresa gallega utiliza siempre materiales sostenibles, así como también procura la proximidad en la producción a fin de reducir el consumo energético generado por el transporte. Dado que al auge de los regalos promocionales se vincula una mayor producción, es preciso asegurar que todo cumpla con la ética y en aras del mejor futuro que debemos proteger.

Y no sólo eso. Los clientes son cada vez más conscientes de este punto, y aunque un regalo siempre sea objeto de disfrute, el sesgo crítico que confiere la concienciación climática juega un importante papel aquí. Más aún, cuando el regalo promocional está tan relacionado con el nombre de la marca que se imprime en él. Pero dejando de lado las importantes cuestiones ambientales, cabe abordar ahora la sustancia del regalo promocional, su propósito para con la empresa y el cliente y lo gratificante de su realización. Estamos hablando de marketing. Y, aquí, lo principal es la satisfacción y el asombroso y sutil vínculo del cliente con una marca.

Un sector que aúna empresas de 26 países en una feria

Para entender la importancia de este tipo de estrategia promocional, basta tan sólo con percatarse de las cerca de 500 marcas de 26 países distintos que engloba el Promogift 2020. Una feria para el encuentro profesional entre distintas empresas de marketing cuyo objetivo es el de ofrecer propuestas innovadoras en el sector, así como los últimos avances de productos, y aumentar así la agenda de contactos en beneficio de la colaboración mercadotécnica. Una amalgama de firmas especializadas en ámbitos diversos, desde la impresión digital del tejido hasta el merchandising deportivo y todo tipo de modalidades y variantes, que atestigua la relevancia del sector en nuestra sociedad y nuestro mercado.

De hecho, la presencia de los regalos promocionales o regalos de empresa está en todas partes. Cualquiera tiene algún objeto regalado en casa con la firma de una marca. Cuanto al método, existen muchas opciones. algunas empresas optan por la sencillez empleando tan sólo el nombre o el logotipo de su marca impreso en el regalo. Otras, en cambio, prefieren añadir a ello algún eslogan, normalmente divertido, que sea capaz de dejar huella en el receptor del regalo. Un buen ejemplo de ello serían los populares mecheros de algunas funerarias, cuyo texto reza “Siga fumando, nosotros no tenemos prisa”. Una estrategia, aunque de humor negro, que resulta increíblemente efectiva.

Si bien muchas de las firmas más importantes de cualquier industria hacen uso del regalo promocional, no todas emplean la misma táctica que la mencionada (un ejemplo que, a su vez, conciencia sobre la salud y, por tanto, evade o aplaza los servicios de una funeraria). En el pasado Promogift, a mediados de enero, se ofrecían soluciones para imprimir con calidad fotográfica el nombre de una empresa, o cualquier motivo, en un abanico. De nuevo, una herramienta presente en cualquier hogar. Y es que justamente es ese el propósito del regalo promocional: la omnipresencia.

Pero, ¿qué es un regalo promocional?

A efectos prácticos, y abordando ya la estrategia, un regalo promocional es un regalo cuyo objetivo es el de promocionar una empresa. Es decir, un objeto útil, que puede ser tanto un bolígrafo, como una libreta o una botella de agua, que se le ofrece gratuitamente a un cliente o a un proveedor o intermediario como recordatorio de la marca. Además, promocionándola de forma muy sutil, dado que quien recibe dicho regalo promueve la firma, cuyo nombre está impreso en el regalo, sin apenas reparar en ello. Se trata de una estrategia de marketing offline, fuera de la red, cuyo uso se remonta incluso hasta el Antiguo Egipto. Y que ahora tiene como fin la creación de un vínculo con una empresa.

En ese sentido, el regalo promocional tiene tres propósitos. El primero, fidelizar al cliente mediante un pequeño obsequio que éste agradecerá dada su utilidad. En segundo lugar, crear un mecanismo de asociación mediante el que un cliente, al utilizar por ejemplo un bolígrafo, vea el nombre de la marca, recuerde que fue un regalo y, quizá, piense en dicha empresa para su nueva compra. Y en tercer lugar, la mencionada promoción de la marca mediante la estrategia de estar en todas partes a un bajo coste. Gracias a la omnipresencia de objetos como carteras, bolígrafos o botellas de agua que son corrientes y están prácticamente en todas partes. Una estrategia asequible y de grandísima eficacia.

Comentarios