martes 20/10/20

El eclipse de Sol total del día 21 se verá de forma parcial en Galicia

El eclipse total de Sol que se producirá el próximo lunes 21 de agosto solo se visibilizará de forma parcial en Galicia, ya que solo se tapará la cuarta parte de la superficie del astro.

Varias personas observando el eclipse de sol del 20 de marzo de 2015, en Santiago  | archivo ec
Varias personas observando el eclipse de sol del 20 de marzo de 2015, en Santiago | archivo ec

El eclipse total de Sol que se producirá el próximo lunes 21 de agosto solo se visibilizará de forma parcial en Galicia, ya que solo se tapará la cuarta parte de la superficie del astro. Y es que, según la Universidade de Santiago, el eclipse solo será visible en Galicia “en una magnitud muy pequeña”. La totalidad del fenómeno solo podrá percibirse en una franja de unos 200 kilómetros de ancho que recorrerá EEUU, el Atlántico Norte y el Pacífico Norte.
El director del Observatorio Astronómico de la USC, José Ángel Docobo, advirtió de que, a pesar de que el Sol estará muy bajo, “es imprescindible” cumplir con el protocolo de protección de la vista. Así, señaló que es preciso presenciar el fenómeno con gafas especiales o proyectar la imagen del Sol en una cartulina, al tiempo que insistió en que “nunca” debe observarse el fenómeno “sin protección adecuada, y mucho menos a través de instrumentos como prismáticos o telescopios”.

Luna
Además del eclipse solar del próximo día 21, mañana podrá verse un eclipse lunar en sus últimas fases desde tierras gallegas. Así, el segundo eclipse lunar de este año se producirá mañana, y podrá verse en España a partir de las 21.10 horas –justo cuando salga la Luna y se ponga el Sol–. Con motivo del eclipse, la Luna se verá teñida de un “marrón rojizo” durante aproximadamente dos horas, hasta las 23.10 y 23.30 horas, según aseguró el astrónomo René Damian Duffard.
Este “marrón rojizo” creará un “bonito efecto” en el satélite que irá poco a poco desapareciendo hasta en torno a las 23.10 y las 23.30 horas. “A medida que vaya subiendo la Luna, vamos a ver cómo desaparece ese color”, explicó Duffard, que añadió que después de dos horas desde su salida, la Luna podrá visualizarse en su estado “normal”.
Según explicó el experto, este fenómeno se produce cuando se alinean el Sol, la Tierra y la Luna, y entonces la Luna atraviesa la sombra que proyecta la Tierra, que se encuentra entre ambos astros. Este fenómeno, que solo puede producirse cuando la Luna está en fase llena, será parcial desde la mitad Este de la península y penumbral desde la mitad Oeste. Así, en el caso de España, el eclipse se verá de manera parcial, lo que explica que la Luna se tiña de un “marrón rojizo”, mientras que en otros puntos, como por ejemplo, África, la Luna saldrá teñida de un “rojo muy intenso”. Exactamente, el eclipse será visible en Australia, Asia, África y Europa, y que desde España se podrá ver sus últimas fases, con magnitudes de 0,5 en las islas Canarias, 0,3 en el sureste de la península y 0,2 en el interior y el norte peninsular. Por el contrario, en las islas Baleares y el extremo oriental de la península no será visible.
Para poder verlo, Duffard recomendó ir “a un lugar alto donde se pueda ver el horizonte”, que no hace falta que sea un “lugar oscuro”, y advirtió de que es posible que la gente crea que el color rojizo del astro se debe a que saldrá por el horizonte, cuando en realidad será por el eclipse.

Comentarios