domingo 20.10.2019

Diferentes técnicas de estudio para mejorar el aprendizaje

Diferentes técnicas de estudio para mejorar el aprendizaje
Diferentes técnicas de estudio para mejorar el aprendizaje

El cerebro tiene una capacidad de retención limitada, sobre todo a la hora de memorizar datos que no hemos experimentamos, sino que debemos retener, por ejemplo, para un examen, existen técnicas de estudio con las que podrás mejorar tu proceso de aprendizaje.

Ahora que recién hemos empezado el curso escolar, ahora que muchos estudiantes vuelven a la carga, con sus pesadas mochilas a la espalda, ya sea que comiencen el cole, la ESO, el Bachillerato o la universidad, es importante contar con herramientas que nos hagan el camino del estudio más fácil, porque a medida que vamos superando etapas, las cosas se complican y no basta, ni mucho menos, con intentar memorizar libros enteros.

De hecho, el concepto de aprender de memoria está bastante desfasado y los resultados no son demasiado buenos. En este artículo vamos a ver diferentes técnicas de estudio para mejorar tu rendimiento de forma más divertida y dinámica, aumentando también, de este modo, la motivación del alumno. Además, vamos a indicarte el material que necesitas para cada una de ellas, como uno de estos productos que puedes encontrar tras este enlace y que son perfectos para archivar documentos o temas importantes que ya hemos trabajado, y es que el orden es esencial en cualquier proceso de aprendizaje.

Vamos a ver en este artículo las técnicas de estudio que más ayudan a los alumnos a superar con éxito las distintas etapas de la enseñanza a las que se enfrentan a lo largo de su proceso educativo y su desarrollo, pero antes vamos a hacer hincapié en cómo preparar el terreno para que el estudiante se sienta cómodo y pueda rendir de forma optima

Preparando el terreno para retomar la rutina

Algunos aspectos muy relevantes para que un alumno pueda rendir en clase y después en casa son incluso más importantes que las horas que se dedican al estudio.

Destacamos, en primer lugar, que se deben respetar las horas de sueño, y es que, según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Brigham Young, dormir bien favorece la memoria y el proceso de aprendizaje. Es importante estudiar con regularidad, pero, en ningún caso, saltarse horas de sueño.

En segundo lugar, comer sano, con una dieta equilibrada, y cinco veces al día es indispensable para que nuestro cerebro funcione bien, así como beber un litro y medio de agua al día.

En tercer lugar, debemos contar con un lugar de estudio, que esté limpio y ordenado, que sea luminoso, si es con luz natural, mejor, con una temperatura adecuada y, por supuesto, libre de cualquier distracción Ningún aparato tecnológico debe estar cerca del estudiante. Sentarse siempre en el mismo lugar, la mesa o escritorio dedicada al estudio, favorecerá la concentración al tiempo que reduce los dolores de espalda, uno de los grandes problemas que sufren los estudiantes.

Técnicas de estudio

Y ahora sí, vamos a empezar con las técnicas de estudio, algunas de toda la vida, como subrayar, pero no por ello menos válidas, y otras menos conocidas, como los mapas mentales.

Subrayar

Subrayar es una de las técnicas más sencillas y conocidas, consiste en destacar las partes más importantes de un texto, aunque no todos los alumnos son capaces de hacer una lectura comprensiva inicial para después comenzar el proceso de subrayado. En ultimo lugar, después de haber leído y subrayado, comenzaremos con el estudio. Solo necesitarás para esta técnica uno o varios lápices, si quieres subrayar en distintos colores, y una goma por si debes borrar y la comprensión necesaria para destacar lo que es realmente importante en el texto a estudiar.

Crear tus propios Apuntes

Esta es una técnica igual de extendida y conocida que subrayar, y se trata de resumir las ideas fundamentales del texto con nuestras propias palabras para así recordarlas mejor. La clave de esta técnica es ser capaz de resumir al máximo, pero sin dejarse detrás ninguna idea esencial o relevante. En este caso necesitarás lápiz y goma o bolígrafo, corrector y papel.

Mapas Mentales

Crear un mapa mental está considerada una de las mejores maneras de resumir y organizar las ideas. Elaborar un buen mapa mental puede ahorrarnos largas horas de estudio y favorece la consolidación de los conocimientos. Se trata de representaciones gráficas en las que las ideas se visualizan con una jerarquía. Para elaborarlos, solo necesitas lápiz y goma o bolígrafo, corrector y papel, o una aplicación para smartphones especializada en la creación de mapas mentales, que son realmente útiles.

El pensamiento visual

El pensamiento visual es una técnica que aprovecha la capacidad del dibujo para sintetizar y recordar conceptos, contenidos y emociones. Para aquellos a lo que no se les dé bien el dibujo va esta aclaración: no hace falta saber dibujar. Se puede usar el pensamiento visual con figuras geométricas, líneas, bocetos mezclados con textos… Por ejemplo, si tienes que estudiarte la biografía de un escritor puedes dibujar un libro abierto y con distintos pictogramas y texto indicar el nombre, las fechas clave más relevantes, su lugar de nacimiento, sus obras más destacadas...

Comentarios