domingo 25/10/20

Detienen en Rumanía al sospechoso del asesinato de las dos jóvenes en Cuenca

Sergio Morate, el principal sospechoso del asesinato de Laura del Hoyo y Marina Okarynska, las chicas cuyos cuerpos sin vida fueron encontrados el miércoles en Cuenca, fue detenido .

false

Sergio Morate, el principal sospechoso del asesinato de Laura del Hoyo y Marina Okarynska, las chicas cuyos cuerpos sin vida fueron encontrados el miércoles en Cuenca, fue detenido en Rumanía. El joven llevaba desaparecido desde el pasado jueves 6 de agosto, el mismo día en que fueron vistas por última vez las dos jóvenes, que fueron a su casa a recoger las cosas que había dejado en ella su exnovia, Marina.
Las primeras investigaciones apuntan a que salió de España en coche por el puesto fronterizo de Portbou (Girona). El Ministerio del Interior informó que la detención, que practicó la Policía Rumana de Investigación Criminal en colaboración con la Policía Nacional se produjo a las 18.30.
Según las mismas fuentes, el sospechoso no opuso resistencia y el arresto se realizó a la salida de una vivienda en la localidad de Lugoj, en la región de Timisoara. Iba acompañado de dos personas, de nacionalidad rumana, y se activaron todos los mecanismos internacionales para su inmediato traslado a España. 
Los investigadores trabajan con la hipótesis de que Sergio Morate planificó con antelación y de forma exhaustiva el crimen, que pudo cometer el mismo día en que desaparecieron las jóvenes, el jueves día 6.
Así lo aseguran fuentes de la investigación, que señalaron que son muchos los indicios que apuntan en esa dirección, entre ellos el hecho de que Morate, exnovio de Marina, tuviera cal en su casa, algo que no es habitual.Todo lo tenía “bien pensado y estudiado”, añadieron las mismas fuentes, incluida la huida a Rumanía, a donde pudo viajar en su propio coche, aunque algunas voces apuntaron a la localización del vehículo en Valladolid.
Otro detalle que demuestra que el asesinato de las chicas no fue producto de un momento de enajenación, es que Morate no utilizó ningún teléfono móvil ni tarjeta alguna de crédito o débito desde el día de la desaparición de Laura y Marina. Es decir, el principal sospechoso no quiso dejar pistas y rastros para dificultar el trabajo policial. 
Los investigadores ya tomaron declaración a un amigo de Morate, que se encuentra en prisión y que mantuvo una relación sentimental con una de las jóvenes fallecidas.
Morate también estuvo en la cárcel y sus padres, que tienen un negocio en Cuenca, conscientes de sus antecedentes, le estaban vigilando e intentando su reinserción y rehabilitación.
El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Cuenca había dictado una orden internacional de búsqueda del supuesto autor de la muerte de las dos chicas y exnovio de una de ellas, Sergio Morate y la orden había pasado a Europol e Interpol.
El delegado del Gobierno, José Julián Gregorio, que fue quien confirmó el dictamen judicial no aclaró si la orden de búsqueda era solo contra Morate o se estaban buscando a más personas ante su huida de España. Su captura era una prioridad para el Ministerio del Interior.

Comentarios