Detienen a un depredador sexual que captaba menores con fines pedófilos

La Guardia Civil detuvo a una persona en Alicante, en colaboración con el FBI, acusado de formar parte de un grupo criminal internacional dedicado a captar menores en internet con fines sexuales, principalmente niñas de 8 a 14 años de edad a las que grababa y obligaba a hacer prácticas aberrantes.

Detienen a un depredador sexual que captaba menores con fines pedófilos
La operación fue realizada por la Guardia Civil, en colaboración con el FBI | efe
La operación fue realizada por la Guardia Civil, en colaboración con el FBI | efe

La Guardia Civil detuvo a una persona en Alicante, en colaboración con el FBI, acusado de formar parte de un grupo criminal internacional dedicado a captar menores en internet con fines sexuales, principalmente niñas de 8 a 14 años de edad a las que grababa y obligaba a hacer prácticas aberrantes.
Hasta el momento se identificaron 80 víctimas, según informó ayer la comandancia en un comunicado. La operación se inició hace dos años, al descubrir el FBI (Federal Bureau of Investigation) de Estados Unidos la existencia de varios grupos organizados que operaban a través de una plataforma online de videoconferencias para conseguir la participación de menores en actividades de tipo sexual, grabando en vídeo estos comportamientos.
Una vez intervenida la plataforma y descubiertos los vínculos con España, el FBI trasladó esta información a la Guardia Civil a través del grupo de trabajo Vcacitf (Violent Crimes Against Children International Task Force). El trabajo conjunto realizado durante estos dos años, mediante la vigilancia activa a través del ciberpatrullaje y la utilización de agentes encubiertos, permitió la identificación y detención de otras 21 personas hasta el momento, y se prevén nuevas actuaciones en diferentes países.

Durante la monitorización de la plataforma utilizada por los investigados, se encontraron indicios de que uno de sus más activos componentes realizaba su actividad desde España, el cual se hacía pasar por diferentes menores de edad en sus tareas de captación. Los agentes registraron el domicilio del sospechoso donde se halló abundante material pedófilo supuestamente producido por el ahora detenido. El grupo del que formaba parte estaba estructurado en diferentes roles que, a su vez, se dividen en dos grupos principales a los que ellos bautizaron con los nombres de “Hunters” (cazadores) y “Loopers”.
Los “hunters” se dedicaban a captar menores en diferentes redes sociales. Su labor consistía en, mediante el uso de perfiles con fotos de otras menores, conseguir atraer a sus víctimas a la plataforma de videoconferencia. Una vez que las menores visitaban este lugar llegaba el turno de los “loopers”. Los individuos con este rol hacían creer a sus víctimas que estaban interaccionando con otras personas de su edad para que realizasen diversos tipos de actividades sexuales.