Martes 26.03.2019

Los detenidos en Alicante por violar a una joven lo grabaron en vídeo

El juez decretó el ingreso en prisión  de los cuatro hombres que perpetraron el abuso sexual 

Concentración la pasada semana en Santander contra la violencia machista | Efe
Concentración la pasada semana en Santander contra la violencia machista | Efe

Los cuatro jóvenes detenidos como presuntos autores de una agresión sexual a una joven de 19 años, supuestamente bajo los efectos del alcohol y de alguna droga, la pasada Nochevieja en Callosa d’En Sarriá, en Alicante, grabaron en vídeo la violación, según confirmaron fuentes de la investigación.


Los detenidos, de 19, 21, 22 y 24 años, fueron detenidos en el lugar donde sucedieron los hechos la madrugada del día 1 y a última hora de la tarde del viernes pasaron a disposición del juez, que decretó su ingreso en prisión.


Los cuatro hombres, uno de ellos con antecedentes por violencia de género y abusos sexuales con una menor, fueron detenidos por como presuntos autores de un delito de agresión sexual, dos delitos de abusos sexuales y un delito contra la intimidad.

Detenido en Algeciras 
Por otra parte, agentes de la Policía Nacional detuvieron en Algeciras, en Cádiz, a un joven de 18 años de edad como presunto autor de un delito de agresión sexual a una menor de catorce años este pasado sábado.

La Policía Nacional informó de que el detenido, en compañía de otros dos jóvenes, “obligó a la menor a que lo acompañara hasta un lugar apartado para hablar”, llegando finalmente a “mantener una relación sexual no consentida”.

Gracias a la colaboración ciudadana que puso los hechos en conocimiento de la Policía Nacional se permitió “la rápida detención de presunto autor”, subrayó la fuerza de seguridad.

Un condenado en Ceuta 
Un hombre de 50 años fue condenado a once años de prisión como autor de un delito de abusos continuados a su hija de 12 años.


Según la sentencia de la Audiencia Provincial de Cádiz en Ceuta, A.M.I. fue considerado culpable de un delito de abusos sexuales después de reconocer los hechos en la vista oral, que se celebró a puerta cerrada para preservar la privacidad de la menor.


Los hechos ocurrieron en abril de 2016 y la madre aprovechó que a partir de esa fecha el progenitor se encontraba en prisión preventiva para denunciar los hechos en la comisaría de la Policía Nacional de la localidad.


La Fiscalía pedía inicialmente dieciocho años de prisión, aunque finalmente rebajó la pena a once años después de que el padre admitiera los abusos a su hija. l

Comentarios