martes 27/10/20

Descienden el consumo de alcohol y las borracheras entre los jóvenes gallegos

La percepción de riesgo sobre el alcohol entre los jóvenes gallegos de entre 14 y 18 años es “baja”, aunque descienden las borracheras y el “binge drinking” -su consumo intensivo-, según la última encuesta de uso de drogas en estudiantes de secundaria, que convierte a esta en la sustancia “más preocupante”. 

La percepción del peligro de consumir alcohol es baja entre la juventud de Galicia	quintana
La percepción del peligro de consumir alcohol es baja entre la juventud de Galicia quintana

La percepción de riesgo sobre el alcohol entre los jóvenes gallegos de entre 14 y 18 años es “baja”, aunque descienden las borracheras y el “binge drinking” -su consumo intensivo-, según la última encuesta de uso de drogas en estudiantes de secundaria, que convierte a esta en la sustancia “más preocupante”. 
Según el subdirector xeral de programas de Fomento de Estilo de Vida Saudables, Jorge Suanzes Hernández, el alcohol se mantiene como la droga más consumida, seguida del tabaco, el cánnabis y los hipnosedantes. Se trata del resultado más preocupante, debido a la baja percepción de riesgo de los jóvenes en particular y los adultos en general. 
Sin embargo, según destacó el subdirector, aunque los datos son “altos y preocupantes”, la comunidad gallega se mantienen por debajo de la media estatal. En este contexto, apuesta por la creación de un plan, en el que ya está trabajando el Gobierno central, en colaboración con la Xunta, para hacer llegar a los adolescentes el conocimiento sobre sus peligros y la aplicación de la legislación vigente al respecto.
Este sondeo se realiza por parte de la Delegación del Gobierno con una periodicidad de dos años y una muestra de 37.486 personas, mientras que, por su parte, la Consellería de Sanidade se encarga de centrar el estudio en el ámbito autonómico. En concreto, estos últimos datos analizan la tendencia de un total de 18 sustancias y se corresponden con el año 2014. 

BAJADA POR SUSTANCIAS
Así, el subdirector resaltó que el consumo de alcohol “alguna vez en la vida” bajó en seis puntos respecto al anterior estudio -en 2012-. Además, las borracheras descendieron en ocho puntos y el “binge drinking” -consumo intensivo de alcohol- se vio reducido en 10 puntos. 
Por su parte, la asistencia a botellones oscila entre el 10% a los 14 años y el 65% a los 18, y el sexo más representado en este tipo de espacios es el masculino con diferencia. 
En el caso del tabaco, Suanzes recordó que el consumo bajó de forma sistemática desde el 2008, en gran parte gracias al impacto de la ley antitabaco. De esta forma, los fumadores diarios menguaron desde el 15,4% en 2008 al 8% en 2014. 
Este año se incluyó en el trabajo el uso del cigarrillo electrónico, al respecto del cual el subdirector argumentó que no se pueden trasladar afirmaciones porque se carece de la tendencia. Con todo, se comprobó el impacto, y avanzó que se incluirá en el futuro el tabaco para liar por el incremento de su consumo. 
En cuanto al consumo de cánnabis y otras drogas, el estudio recoge que descendió y el dato general de consumo se sitúa en el 20,7%. 
En concreto, preguntado por el consumo en los últimos días, el 13,1% de los encuestados respondieron afirmativamente; en los últimos 12 meses, el 20,7% y “alguna vez”, el 24,7%. Por sexos, al igual que ocurre con todas las sustancias ilegales, los hombres (16,3%) se mantienen por encima de las mujeres (9,9%).

Comentarios