martes 20/10/20

Denuncian que España expulsó de manera ilegal a 104 subsaharianos

La representante en España del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Francesca Friz-Prguda, afirma que si los migrantes interceptados en un salto de las vallas de Ceuta o Melilla no son identificados

Recuerdan que los expatriados tienen derecho a procedimientos individualizados	REUTERS/M. Martin
Recuerdan que los expatriados tienen derecho a procedimientos individualizados REUTERS/M. Martin

La representante en España del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Francesca Friz-Prguda, afirma que si los migrantes interceptados en un salto de las vallas de Ceuta o Melilla no son identificados y no se escuchan sus necesidades de protección internacional, no se estará produciendo el “rechazo en frontera” que contempla la Ley de Extranjería española, sino que se trata de una “devolución en caliente”.
Esta denuncia se produce después de que España procediera a rechazar a 104 subsaharianos, de los 1.100 inmigrantes que protagonizaron un nuevo intento de asalto al perímetro fronterizo de Ceuta en la madrugada del domingo. Varios de ellos fueron expulsados a pesar de tener heridas leves.
Por su parte, el director de Amnistía Internacional España, Esteban Beltrán, denunció ayer que tras el último intento de salto de la valla de Ceuta, “cerca de 70 personas” fueron devueltas de forma automática a Marruecos. “Aunque los heridos más graves han sido hospitalizados, se ha expulsado a gente con heridas leves”, aseguró.
La organización dice que está preocupada por el hecho de que “se estén agravado las expulsiones sumarias en la frontera sur, puesto que se trata de una de las mayores que se han producido en los últimos meses”.
“Nos preocupa que las personas no estén accediendo a procedimientos individualizados de asilo, puesto que en este intento de salto podría haber tanto solicitantes de asilo como personas de colectivos vulnerables, incluido menores, que no estarían accediendo a esos procedimientos”, añadió Beltrán.
En este sentido, incide en que “España cuenta con el dudoso honor de situarse en un grupo de países como Bulgaria, Hungría y Turquía, que llevan a cabo expulsiones en caliente, violando el derecho internacional e impidiendo que personas que huyen de la guerra y la persecución accedan a la protección internacional a la que tienen derecho”.
Conforme explica, en 2016 más de 2.000 personas han intentado entrar por Ceuta y Melilla, en al menos diez saltos masivos, “y centenares de ellas han sido devueltas”. “Amnistía Internacional exige que cesen las expulsiones en caliente” y que los atiendan individualmente.
La representande de Acnurm, Friz-Prguda añadió que la entrega automática a Marruecos de los interceptados en el salto de la valla “es contraria a la legislación internacional, europea y también nacional” pues la Ley de Extranjería establece que “en todo caso, el rechazo se realizará respetando la normativa internacional de derechos humanos y de protección internacional de la que España es parte”.

Comentarios