miércoles 5/8/20
EDUCACIÓN REFORMA

El curso de director escolar tendrá validez de ocho años y para toda España

Los cursos de formación para optar al puesto de director de centros educativos públicos serán impartidos por el Ministerio de Educación y las comunidades autónomas y tendrán una validez de ocho años y para toda España.

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, participa en el diálogo "Educación para todos", en la Convención Nacional del PP que se celebra en Valladolid. EFE/Archivo
El ministro de Educación, José Ignacio Wert, participa en el diálogo "Educación para todos", en la Convención Nacional del PP que se celebra en Valladolid. EFE/Archivo

Los cursos de formación para optar al puesto de director de centros educativos públicos serán impartidos por el Ministerio de Educación y las comunidades autónomas y tendrán una validez de ocho años y para toda España.

Pasado ese tiempo, los interesados deberán superar un nuevo curso de formación o uno de actualización de competencias para participar en procesos selectivos de dirección, con el mismo tiempo de validez, según especifica el proyecto de real decreto que lo desarrolla, en fase de información pública.

Podrán participar en los cursos todo el profesorado funcionario de los centros públicos que impartan enseñanzas regladas, a excepción de las universitarias.

Con una duración de 120 horas (un mínimo de 60 horas si son de actualización), los cursos se podrán implantar a distancia y tendrán una parte teórica y otra práctica, incluido un proyecto de dirección de un centro educativo que contemple, entre otros puntos, un análisis de situación, un programa de mejora, planes de actuación o indicadores para evaluar resultados.

Serán impartidos y supervisados por personal del cuerpo de inspectores de educación, directores de centros, personal docente e investigador universitario, funcionarios del Ministerio de Educación y expertos en temarios específicos, que también evaluarán el proyecto de dirección.

El departamento dirigido por el ministro José Ignacio Wert recuerda que la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) otorga mayor autonomía a los centros docentes a cambio de rendición de cuentas y transparencia de resultados, así que ve "necesario" potenciar la capacidad de gestión de la dirección "para permitirle liderar los cambios propuestos".

El liderazgo educativo, según Educación, exige, entre otras competencias, compromiso profesional, habilidad de motivar, capacidad de innovar e incentivar la gestión pedagógica y tener habilidades de comunicación.

Y precisamente el curso de formación sobre el desarrollo de la función directiva proporcionará -destaca el borrador- las competencias genéricas y específicas que, centradas y orientadas hacia las actividades directivas, tengan utilidad práctica en entornos educativos.

Comentarios