domingo 29/11/20

Cuarenta pasajeros del bus siniestrado en Francia se encuentran ya en Bilbao

Cuarenta de los 53 estudiantes vascos que viajaban en el autobús siniestrado el pasado domingo en Lille, al norte de Francia, regresaron ayer a Euskadi con el “susto” todavía en el cuerpo, pero “contentos” de estar en casa y con muchas ganas de descansar, según dijeron a su llegada.

Los cuarenta estudiantes fueron recibidos por personal sanitario y familiares en Bilbao	efe
Los cuarenta estudiantes fueron recibidos por personal sanitario y familiares en Bilbao efe

Cuarenta de los 53 estudiantes vascos que viajaban en el autobús siniestrado el pasado domingo en Lille, al norte de Francia, regresaron ayer a Euskadi con el “susto” todavía en el cuerpo, pero “contentos” de estar en casa y con muchas ganas de descansar, según dijeron a su llegada.
Pasadas las tres de la tarde aterrizó en el aeropuerto de Loiu (Vizcaya) el avión en el que regresaron los jóvenes, algunos de ellos con vendajes y magulladuras visibles en sus cuerpos.
Finalmente han sido cuarenta (no cuarenta y cuatro, como se informó inicialmente) los pasajeros del autobús accidentado que viajaron en avión hasta Euskadi procedentes de París.
En el viaje de vuelta, estuvieron acompañados por dos familiares que se habían trasladado al lugar del accidente y un responsable de la agencia bilbaína Viajes Livingstone, operadora del autocar accidentado.
Los pasajeros que llegaron a Euskadi están bien en general, aunque uno de ellos presentó traumatismos con el paso de las horas que han motivado su traslado al hospital de Cruces, en Barakaldo (Vizcaya), para una evaluación más profunda.
El accidente ocurrió hacia las 5.30 horas del domingo, cuando el autobús en el que viajaban 53 jóvenes vascos, dos conductores y cuatro acompañantes, quedó “decapitado” e incrustado en mitad de un túnel de techo demasiado bajo de la ciudad francesa.
Un total de 13 viajeros siguen ingresados en el hospital universitario de Lille, aunque fuera de peligro.
Los primeros jóvenes en llegar a Euskadi fueron recibidos en el aeropuerto entre besos y abrazos por familiares y amigos, “aliviados” por tenerles de vuelta, según expresaron algunos de ellos a los medios de comunicación trasladados al aeropuerto.
“Lo que queremos es descansar” y “asimilar todo lo que ha pasado”, señaló a su llegada Ainhoa, una joven con heridas en la nariz, a quien le cayeron mochilas encima a causa del impacto sufrido por el autobús.

venda
Pese a la venda que le cubre parte de la cabeza, un compañero de viaje se manifestó “contento” por estar de vuelta y encontrarse en buen estado, al igual que sus amigos con los que viajaba en el autobús, y aseguró tener “ganas de volver a casa y de dormir”. Con el brazo en cabestrillo, otro joven confesaba tener todavía “el susto” en el cuerpo tras lo vivido ayer en Lille.
Aunque “emocionados”, los familiares se mostraron “tranquilos dentro del susto: Afortunadamente lo pueden contar”, señaló la madre de un joven de Galdakao (Vizcaya) que resultó herido leve en el siniestro. n

Comentarios