viernes 15/1/21
SUCESOS INSTITUTO

Un criminalista apunta a que el origen del brote psicótico del menor está en el instituto

Salvador Ortega, uno de los grandes expertos en criminalística, apunta a que el origen del brote psicótico sufrido por el menor puede estar en algún problema que haya tenido en su instituto de Barcelona con profesores o compañeros en el pasado.

Los compañeros del presunto agresor del Instituto Joan Soler de Barcelona salen todos juntos acompañados por policías y psicólogos, ayer. EFE
Los compañeros del presunto agresor del Instituto Joan Soler de Barcelona salen todos juntos acompañados por policías y psicólogos, ayer. EFE

Salvador Ortega, uno de los grandes expertos en criminalística, apunta a que el origen del brote psicótico sufrido por el menor puede estar en algún problema que haya tenido en su instituto de Barcelona con profesores o compañeros en el pasado.

"Lo más normal es que tenga algo de fondo del pasado relacionado con el instituto, una venganza o algún hecho que le hiciera sentir mal", ha asegurado a Efe Ortega, para quien el menor de 13 años que ayer mató a un profesor e hirió a dos docentes y dos compañeros de su instituto con una ballesta y un machete padece una patología esquizofrénica.

En esa sintomatología, el criminalista, considerado como uno de los pioneros de la policía científica en España, cree que lo más probable es que el alumno tuviera una "fase previa" la noche anterior a la tragedia, que estuviera "muy inquieto" y que oyera voces que le impulsaran a cometer una acción proyectada sobre ese "foco", el centro escolar.

Ahí está el origen de ese brote, opina el especialista, que, con los datos hasta ahora conocidos, considera que podría tratarse de una venganza hacia los profesores, porque haya sucedido algo que le haya disgustado o haya pasado algún hecho que le haya hecho sentir mal o aislado.

Ortega sostiene que será él, los padres y su entorno más cercano los que ahora ayuden a los expertos a determinar ese "origen" y si esta "espina larvada desde hace tiempo" se ha manifestado de alguna manera antes.

No obstante, el criminalista defiende que el menor estaba adaptado a su edad y que sus gustos son los que mejor definen la agresión: su afición a la lucha libre y a la serie y al cómic de "The walking dead", de donde pudo sacar la idea de tener varias ballestas en su casa.

Comentarios