viernes 27/11/20

El Consejo de Estado francés suspende la prohibición del polémico “burkini”

El Consejo de Estado, máxima instancia judicial de Francia, ordenó ayer la suspensión de la orden del municipio de Villeneuve-Loubet, en el departamento de Alpes Marítimos (sureste), de prohibir el uso del “burkini” como prenda de baño porque alteraba el orden público.

Manifestación contra la “islamofobia” delante de la embajada francesa en Londres	reuters
Manifestación contra la “islamofobia” delante de la embajada francesa en Londres reuters

El Consejo de Estado, máxima instancia judicial de Francia, ordenó ayer la suspensión de la orden del municipio de Villeneuve-Loubet, en el departamento de Alpes Marítimos (sureste), de prohibir el uso del “burkini” como prenda de baño porque alteraba el orden público.
El organismo respondió así al recurso presentado por la Liga de los Derechos Humanos contra la decreto municipal, que había sido validado por un tribunal administrativo de Niza.
En un comunicado, el Consejo de Estado afirmó que aunque el alcalde tiene como labor conciliar la seguridad con el respeto de las libertades de los habitantes, en el caso de la localidad “no hay elementos que permitan deducir riesgos del orden público como resultado de la ropa de baño de ciertas personas”. “En ausencia de tales riesgos, el alcalde no podía adoptar una medida prohibiendo el acceso a la playa y al baño”, añadió el Consejo de Estado, suspendiendo con ello la prohibición municipal, que no mencionaba explícitamente el polémico traje de baño conocido como “burkini”.
En respuesta a la decisión del Consejo de Estado, el director para Europa de Amnistía Internacional, John Dalhuisen, celebró “la revocación de una prohibición discriminatoria que se ha alimentado del prejuicio y de la intolerancia”. “La decisión de hoy”, añade, “marca una importante línea en la arena”
Ahora, “las autoridades francesas deben olvidarse de cualquier pretensión de que estas medidas están destinadas a proteger los derechos de las mujeres” y reconocer que “se trata de medidas de discriminación, que restringen la expresión de la mujer, y asaltan a sus libertades de expresión y religión”.
“Estas prohibiciones”, remacha Amnistía, “no solo no incrementan la seguridad pública, sino que contribuyen y mucho a promover la humillación ante la gente a través de los abusos y el tratamiento degradante de las mujeres musulmanas que conllevaba su imposición por parte de las autoridades”.
La Comisión Islámica de España (CIE) también valoró positivamente que en Francia se haya “recapacitado” sobre la prohibición del “burkini”, traje de baño que cubre de los tobillos a la cabeza dejando solo al descubierto pies, manos y cara.
“Por lo menos, han recapacitado”, señaló el presidente de la CIE, Riay Tatary, que también recordó las “muchas” críticas que había recibido Francia por parte de países como el Reino Unido.

Comentarios