viernes 27/11/20

Cerca de 220 marroquíes vagan sin un refugio por Gran Canaria

La Policía les permitió abandonar el campamento de emergencia del muelle de Arguineguín
Los inmigrantes permanecen frente a la Delegación del Gobierno | Ángel Medina
Los inmigrantes permanecen frente a la Delegación del Gobierno | Ángel Medina

Cerca de 220 inmigrantes marroquíes se encuentran desde la tarde de ayer frente la Delegación del Gobierno en Las Palmas de Gran Canaria sin un lugar donde pernoctar ni al que ir después de la Policía les facilitase abandonar el campamento de emergencia del muelle de Arguineguín. “No tenemos a dónde ir”, “no sabemos dónde pasaremos la noche”,  confesaron varios de ellos a Efe en la capital, mientras pedían el favor de que les permitieran llamar a sus familiares (algunos en España) para avisarles de que habían cogido una patera, de que ya están en Canarias y de que, en su caso, se encuentran bien.

Los inmigrantes aseguran que llevaban cinco días en Arguineguín, que solo han comido una vez este martes y que ninguno ha podido ducharse en los últimos quince días. “Las personas que han abandonado hoy el muelle de Arguineguín no han sido derivadas como es habitual al sistema de acogida como solución puntual ante la alta ocupación de las instalaciones. Se están realizando los trámites para reubicarlos en el sistema de acogida”, asegura el Ministerio del Interior.

En un comunicado emitido ante las preguntas de los informadores, el departamento que Fernando Grande Marlaska mantiene que se “ha dado la orden para que se realicen los trámites pertinentes para conocer los detalles que han dado lugar a esta situación”.

Por sorpresa

La salida de 227 inmigrantes del muelle sin un recurso de acogida al que derivarlos ha cogido por sorpresa a las principales instituciones de Canarias, la primera de ellas el Ayuntamiento de Mogán, cuyos responsables han reaccionando fletando un transporte para que todos los inmigrantes que han querido se desplacen de Arguineguín a Las Palmas de Gran Canaria.

El concejal de Seguridad de Mogán, Mencey Navarro, afirma que la mayoría son marroquíes y en Las Palmas de Gran Canaria tienen a su disposición el consulado de su país y la Delegación del Gobierno.  “Los han puesto en la calle sin ningún tipo de recursos, los han dejado fuera sin comida, bebida ni destino al que ir”, denunció Navarro, en unas palabras luego secundó la alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, que hace  semanas acudió a los juzgados a denunciar las condiciones “inhumanas” del campamento de Arguineguín.

Comentarios