sábado 16/1/21

Celaá acusa a Casado de llamar a la “desobediencia” a sus comunidades

Los populares  piden a Sánchez que “escuche a los españoles” cuando hablan una ley 
“que nace muerta”
Un grupo de personas participa en una concentración contra la ley Celáa en Madrid | aec
Un grupo de personas participa en una concentración contra la ley Celáa en Madrid | aec

La ministra de Educación, Isabel Celaá, criticó ayer al presidente del PP, Pablo Casado, por pretender que en las comunidades donde gobierna su formación, entre ellas Galicia, no se aplique la Ley Orgánica de Modificacion de la LOE (Lomloe) aprobada la pasada semana en el Congreso.

“Sorprende que el líder de la oposición esté llamando a una suerte de desobediencia o de no hacer caso a lo que dice el parlamento, porque ésta es una ley respaldada por siete fuerzas políticas y aprobada con mayoría absoluta”, recordó Celaá en una entrevista en TVE.

La ministra no contempla que desde algunas comunidades con gobiernos populares puedan negarse a aplicar la reforma educativa. “No prevemos semejante cuestión”, aseguró Celaá quien recordó que “se trata de una ley orgánica que incorpora más talento al conocimiento”.

Equidad y talento

Celaá defendió la Lomloe y se mostró convencida de que permitirá mejorar los resultados de los estudiantes españoles. “La pieza clave será la excelencia, que está bien afincada en el proyecto de ley pero con equidad para todos; seremos promotores de talento”, dijo.

La ministra lament´´o que la ley haya nacido rodeada de “fake news” y se refirió a las polémicas suscitadas en relación a la educación especial y la enseñanza concertada. Y aseguró que la acusaciones de pretender acabar con esta modalidad es “algo falaz”.

Sí reconoció, no obstante, que uno de los objetivos de la ley es “retirar determinados excesos que han llevado a mejorar de manera absolutamente artificial a la educación concertada frente a la pública durante siete años”. A

Para la ministra, la educación pública “está en un desequilibrio inmenso en relación a la concertada y habrá que corregir desequilibrios”. Y defendió la necesidad de “actuar porque la distancia entre el sistema educativo español y los de su entorno empieza a ser sideral”.

Isabel Celaá admitió estar “sorprendida” por el apoyo de la Conferencia Episcopal a la movilizaciones contra le Lomloe. “Sorprende que se vinculen a esta campaña y a las tres fuerzas políticas que ya habíamos visto juntas antes y que terminaron en Colón”, dijo.

En relación educación especial, aseguró que la disposición adicional cuarta de la ley dice “taxativamente cómo se va a mejorar los recursos ordinarios” para alumnos de necesidades especiales y aconsejó a las familias “leérsela”. “Vamos a ver cuántos padres”, respondió Celaá al ser preguntado por las quejas de las familias y explicó que los hay “que quieren llevar a sus hijos con discapacidad a un centro ordinario y muchas veces no pueden”.

Por su parte, la portavoz del PP en el Congreso Cuca Gamarra, exigió al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que “escuche a los españoles” ante una reforma educativa, conocida como ley Celáa, que “nace ya muerta”.

Gamarra se refirió a las manifestaciones celebradas en distintas ciudades españolas este pasado domingo para pedir la retirada de la reforma educativa, la Lomloe.

“Un número elevado de ciudadanos salieron de forma simultánea a oponerse a una ley que rompe grandes consensos” y a “pedir que se rectifique”, ha dicho, por lo que solicitó a Sánchez que “escuche a los españoles”.

Comentarios