miércoles 25/11/20

Los buzos concluyen la búsqueda en el río de Marta del Castillo sin resultados

El equipo de buzos pertenecientes al Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional dio por concluida ayer, sin resultados, la búsqueda del cuerpo de la joven sevillana Marta del Castillo, asesinada en enero de 2009, en una zona del río Guadalquivir que todavía no había sido rastreada.

Dos de los policía que participaron en la búsqueda del cuerpo de la joven	ep
Dos de los policía que participaron en la búsqueda del cuerpo de la joven ep

El equipo de buzos pertenecientes al Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional dio por concluida ayer, sin resultados, la búsqueda del cuerpo de la joven sevillana Marta del Castillo, asesinada en enero de 2009, en una zona del río Guadalquivir que todavía no había sido rastreada.

Un portavoz del Cuerpo Nacional de Policía informó de que, tras iniciarse el lunes, los buzos concluyeron en la mañana de ayer la búsqueda del cuerpo sin resultados positivos de cara a la investigación, todo ello además después de haber ampliado las nueve zonas en que se dividió inicialmente el rastreo.

OBJETOS NO RELACIONADOS
Durante la búsqueda, que comenzó el lunes, los buzos hallaron en el fondo del río numerosos objetos no relacionados con la desaparición y el asesinato de la joven, como una escopeta de aire comprimido, bloques de hormigón, un hueso de vaca, botellas, troncos de madera, o una bicicleta oxidada.
La búsqueda, iniciada tras un informe presentado al juez instructor por el padre de Marta, Antonio del Castillo, se centró en una zona de la dársena del río Guadalquivir ubicada entre los puentes de la Barqueta y del Alamillo. Las tareas de búsqueda, iniciadas después de que el sábado dos botes de la Armada realizaran tareas previas de inspección por el río y localizaran 800 “puntos sensibles”, fueron realizadas por 12 buzos de los GEO que trabajaron en turnos de mañana y tarde, a razón de tres parejas de buzos por turno.

LA LABOR PREVIA
La labor previa de la Armada se realizó en dos fases, de modo que, en una primera intervención, el bote hidrográfico perteneciente al buque “Malaspina” llevó a cabo por la mañana del sábado una batimetría del río –medición del fondo marino– para elaborar un primer mapa fisiográfico de la zona rastreada, que fue completado con las labores, en segunda instancia, del barco del Instituto Hidrográfico de la Marina “Escandallo”, que consistieron en un segundo registro fisiográfico con sonar de barrido lateral de alta frecuencia. Este dispositivo estuvo activo desde primera hora de la mañana del sábado hasta el ocaso, por el hecho de que las intervenciones necesitan realizarse a la luz del día, y con los resultados obtenidos sobre el estado del fondo del río la Armada se desarrolló un informe que fue entregado a la Policía Nacional.

En un auto, el juez de Instrucción número 4 de Sevilla ordenó a la Policía Judicial, “con los medios que el Cuerpo Nacional de Policía considere necesarios, la inspección del tramo del río en el que se localizan los focos o puntos de interés” en el informe aportado por el padre de Marta, Antonio del Castillo, “para la búsqueda y localización del cuerpo de la víctima”.
El día 1 de diciembre de 2016, el padre de la joven entregó en el Juzgado un nuevo informe que sostiene que el asesino confeso, Miguel Carcaño, podría haber arrojado el cuerpo de la joven a una zona del río Guadalquivir donde no se ha buscado a su hija con anterioridad.

Comentarios