martes 20/10/20

Brad Pitt y Marion Cotillard presentan juntos en Madrid la película “Aliados”

Brad Pitt y Marion Cotillard asisten hoy al preestreno de Aliados en Madrid, un drama romántico de espionaje ambientado en la II Guerra Mundial dirigido por Robert Zemeckis, que se estrena el viernes en España.

El film podrá verse en el cine a partir del viernes           REUTERS/Benoit Tessier
El film podrá verse en el cine a partir del viernes REUTERS/Benoit Tessier

Brad Pitt y Marion Cotillard asisten hoy al preestreno de Aliados en Madrid, un drama romántico de espionaje ambientado en la II Guerra Mundial dirigido por Robert Zemeckis, que se estrena el viernes en España. Es la primera vez que el actor visita Madrid desde su separación con la también actriz, Angelina Jolie.
En la película él es Max Vatan, un oficial canadiense de las fuerzas aliadas que luchan contra los nazis infiltrado las líneas enemigas. Ella, Marion Cotillard, es Marianne Beausejour, un activo de la Resistencia francesa que opera en el norte de África. Juntos, ni más ni menos que en un escenario tan legendario como Casablanca, deberán hacerse pasar por marido y mujer para llevar a cabo una operación clave, una misión casi suicida.
Este es, a grandes rasgos, el punto de partida en Aliados, la nueva película de Robert Zemeckis (Regreso al futuro, Forrest Gump, Náufrago) que, con Brad Pitt y Marion Cotillard, llegará a los cines el viernes.
La espía francesa que encana Cotilllard alecciona al oficial canadiense, recién llegado, sobre cómo conseguir no despertar sospechas entre los vecinos.
Y es que su “encantadora” vecina está casada con un capitán alemán y “los vigila”, avisa Cotillard mientras intenta mantener una conversación de enamorados en la azotea del hogar del presunto matrimonio en Casablanca. “Eres muy concienzuda”, responde el canadiense. “Precisamente por eso sigo viva”, zanja la francesa para después invitar al personaje de Pitt a hablar, reír... y a besarle.
Marianne Beausejour tiene todo controlado para que su coartada como feliz matrimonio francés en Casablanca sea perfecta compartiendo, presuntamente solo de cara a la galería, carantoñas en la azotea y confidencias en cafés.

Comentarios