domingo 9/8/20

Aumentan hasta casi 100.000 las mujeres asalariadas que cobran menos de 1.860 euros al año en Galicia

Un total de 99.130 mujeres, el 20,7% de las asalariadas, cobraban en el año 2016 en Galicia menos de la mitad del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), es decir, percibieron menos de 1.861 euros al año.

Una mujer ingresa 4.513 euros menos de media que un hombre en la comunidad | aec
Una mujer ingresa 4.513 euros menos de media que un hombre en la comunidad | aec

Un total de 99.130 mujeres, el 20,7% de las asalariadas, cobraban en el año 2016 en Galicia menos de la mitad del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), es decir, percibieron menos de 1.861 euros al año.
Este es uno de los datos que arroja el informe sobre la situación laboral de la mujer en Galicia, que presentó ayer la CIG con motivo de la celebración del próximo 8 de marzo, en el que convoca paros femeninos para reclamar igualdad. Así, el número de asalariadas que cobran menos de la mitad del salario mínimo creció en 2016 en Galicia en más de 1.000 mujeres hasta 99.130, frente a las 97.973 de 2015.
Si la comparativa se realiza con el estallido de la crisis, el aumento desde 2009 (eran 86.771) fue en más de 12.000 mujeres. Además, se da la situación de que la mitad de ese SMI era incluso más elevado en 2009 (1.898 euros) que en 2016. Esta franja salarial es la única que aumentó su peso durante estos años, al pasar del 18% de las asalariadas al 20,7%. En cambio, las mujeres que cobran diez veces el salario mínimo descendieron un 19,5%.

Desigualdad
Asimismo, las sindicalistas Natividad López y Margarida Corral ofrecieron otros datos en rueda de prensa en Santiago para dar cuenta de la gran desigualdad que sufren las mujeres en el mercado laboral gallego.
La brecha salarial entre hombres y mujeres se incrementó dos décimas en 2016 hasta suponer el 22,3%, mientras que la diferencia entre las pensiones de media alcanza el 36,8%. Esta discriminación salarial, “generalizada en todas las ramas de actividad”, supone que una mujer ingresa 4.513 euros menos de media que un hombre en la comunidad.
Una situación que se produce por la feminización de la precariedad, los contratos parciales, mientras miles de jóvenes gallegas se ven obligadas a emigrar, según denuncia la CIG. Y es que en 2009 las trabajadoras a tiempo parcial eran el 18,2% y siete años después subieron hasta suponer el 21,8%. Una tasa que contrasta con los hombres, donde solo supone el 6%. Además, el 60% de las mujeres con este tipo de contrato asegura que les gustaría tener uno a jornada completa. Asimismo, la tasa de temporalidad femenina se sitúa en el 28,7% frente al 25,2%. De tal forma, cada mujer con contrato temporal firma una media de 3,8 contratos al año.
Todo ello, mientras apenas el 47% de las desempleadas cobra alguna prestación. Un total de 98.300 mujeres estaban paradas en 2017 y el 40% de ellas lleva más de dos años en esta situación.
Por todo ello, la CIG celebrará movilizaciones en más de 20 municipios de Galicia durante el 8 de marzo, además de los paros por horas que convocan (en tres turnos: de 00,00 a 02,00 horas, de 12,00 a 14,00 y de 19,30 a 21,30) y el apoyo a las manifestaciones que habrá por la tarde. Estas movilizaciones propias de la CIG se celebrarán principalmente sobre las 12,30 horas a las puertas de consistorios, centros de trabajo y ante la Xunta, entre otros lugares.
A preguntas sobre por qué la CIG no convocó una huelga general de 24 horas, la secretaria das Mulleres, Margarida Corral, explicó que “la mayor parte” de las delegadas optaron por la opción de paros por horas, ya que lo ven “más factible”, y consideran “más impactante” que las mujeres abandonen sus ocupaciones para visibilizar la importancia de su trabajo.

Comentarios