viernes 25/9/20

Arrestan a una mujer de Almonte acusada de encerrar a su hijo con cadenas mientras iba a trabajar

La Policía Local de Almonte, en Huelva, detuvo el pasado jueves, día 3, a una vecina de la localidad por supuestamente abandonar a su hijo, de siete años, en pésimas condiciones en su vivienda, según fuentes policiales. Tras pasar a disposición judicial, el juez decretó para esta mujer 200 metros de alejamiento del menor por delitos de abandono y malos tratos hacia su hijo.

La Policía Local de Almonte, en Huelva, detuvo el pasado jueves, día 3, a una vecina de la localidad por supuestamente abandonar a su hijo, de siete años, en pésimas condiciones en su vivienda, según fuentes policiales. Tras pasar a disposición judicial, el juez decretó para esta mujer 200 metros de alejamiento del menor por delitos de abandono y malos tratos hacia su hijo.
Los agentes se personaron en el lugar después de que, sobre las 15.00 horas, los vecinos (un matrimonio de origen rumano) llamasen informando de que había un niño gritando y pidiendo ayuda y llorando “desconsoladamente” en el balcón de una habitación que estaba cerrada con cadenas y candados, precisando que no era la primera vez que esto sucedía.
La habitación se encontraba en pésimas condiciones de salubridad y los agentes de la unidad especializada en menores le bañaron, le compraron ropa y le dieron de comer.
La madre del menor no estaba en la vivienda y los agentes esperaron hasta que regresó, momento en que fue detenida y trasladada al cuartel de la Guardia Civil. El niño, por su parte, fue trasladado a un centro de menores, donde ha pasado la noche.
Según informó la Policía Local almonteña en una nota de prensa, el menor se encontraba encerrado en una habitación hallándose la puerta sujeta con cadenas y candados por lo que los bomberos procedieron a entrar en el domicilio después de constatar que “no había ningún adulto al cuidado del niño”, y que se encontraba “sucio y hambriento”, mostrando la habitación unas condiciones “pésimas” de higiene y salubridad.
Ante esto, acto seguido, el menor fue trasladado al centro médico por los agentes para ser atendido debido “al estado de ansiedad que presentaba”.
Así las cosas, una vez en el centro médico los agentes dejaron al niño bajo la custodia de la Unidad Promesas, grupo especial para mujeres y menores de la Policía Local de Almonte, que se encargó de la instrucción de las diligencias.

investigación
En el transcurso de la investigación llevada a cabo por la unidad se pudo averiguar que “el abandono de este menor durante largas horas no había sido un hecho puntual”, siendo algo “común que su madre dejará al niño solo desde las 06.30 hasta las 16.30 horas que duraba su jornada laboral todos los días que no había colegio”.
Igualmente esta unidad, tras verificar el facultativo médico signos compatibles con posibles episodios violentos, abrió esta nueva línea de investigación, consiguiéndose localizar a dos testigos presenciales de episodios violentos por lo que se procedió a la detención de la madre por sendos delitos de abandono y malos tratos hacia su hijo.

Comentarios