• Miércoles, 17 de Octubre de 2018

Apedrean coches policiales en La Línea tras tenderles una emboscada

Dos vehículos de la Policía Nacional resultaron dañados esta madrugada en el barrio de San Bernardo de La Línea de La Concepción (Cádiz), al ser apedreados en una emboscada

Apedrean coches policiales en La Línea tras tenderles una emboscada
Vista general de La Línea de la Concepción con Gibraltar al fondo | A. carrasco rangel (efe)
Vista general de La Línea de la Concepción con Gibraltar al fondo | A. carrasco rangel (efe)

Dos vehículos de la Policía Nacional resultaron dañados esta madrugada en el barrio de San Bernardo de La Línea de La Concepción (Cádiz), al ser apedreados en una emboscada con la que se encontraron y que incluía una barricada y cócteles molotov, informaron fuentes policiales.
Los hechos sucedieron sobre la una de la madrugada después de que el 091 recibiera una llamada solicitando un servicio policial para atender una urgencia en esta barriada, conocida por los agentes por diversos operativos contra el narcotráfico, según fuentes del Sindicato Unificado de Policía.

Corte de luz en el barrio
La llamada resultó ser una trampa y cuando un vehículo zeta y otro camuflado de la Policía Nacional llegaron al lugar se encontraron todo a oscuras porque la luz del barrio había sido cortada.
También se encontraron con una barricada con unas diez botellas preparadas como cócteles molotov.
Cuando los coches policiales pararon ante la barricada, les cayó encima “una lluvia” de piedras, algunas de grandes dimensiones, según fuentes del SUP.
Los agentes salieron de los vehículos y detuvieron a un chico de quince años que había 
participado en el apedreamiento y que intentó huir. El menor ofreció gran resistencia a su detención, según fuentes policiales. Aunque el arrestado es muy joven las investigaciones no descartan que en la acción participasen gente de todas las edades.

Dispersar a los atacantes
Varios equipos de la URP de la Policía Nacional se desplazaron al lugar y realizaron un despliegue en la zona para dispersar al grupo de atacantes.
En la zona se intervinieron ocho cócteles molotov, múltiples piedras de grandes dimensiones y una bengala.
La Policía Nacional mantiene abierta una investigación para descubrir al resto de personas que participaron en la emboscada.
Los agentes que trabajan en la zona han alertado en numerosas ocasiones de que la situación se recrudece en La Línea y equiparanron este último episodio, que va un paso más allá de las acciones sufridas hasta el momento, con un ataque más propio de unas “guerra callejera”.en la que los policías se enfrentaron 
a un grupo muy bien organizado de personas. l