Un anticiclón de bloqueo persistente desviará las lluvias al menos ocho días más

Un hombre lee en la playa de Samil de Vigo hace unos días. EFE / Salvador Sas

La presencia de un "persistente e intenso" anticiclón de bloqueo en la Península y Baleares impedirá, al menos durante 8 o 10 días más, el paso de borrascas atlánticas por estos territorios, lo que alargará el periodo de escasez de lluvias, ha avanzado Rubén Del Campo, portavoz de la Agencia de Meteorología (Aemet).


En general, las situaciones de bloqueo marcan los episodios de lluvias prolongadas, los temporales de frío o la ausencia duradera de precipitaciones, ha precisado Del Campo para indicar que en España, la actual situación de bloqueo viene provocada por el anticiclón de las Azores desviando las borrascas a latitudes medias.


En algunas ocasiones se producen ondulaciones en la corriente en chorro -aire en altura entre los 7.000 y los 16.000 metros- y es en esas ondas, con sus valles y crestas, donde se ubican las borrascas y los anticiclones; en estos últimos días se está manteniendo una ondulación con altas presiones muy duraderas y estacionarias que da lugar a un tiempo monótono y estable.


El portavoz ha incidido en que desde la pasada Navidad, en especial desde la última semana de diciembre, que acabó con un episodio de temperaturas muy altas para la época, España se mantiene bajo la influencia de altas presiones y, salvo algún periodo mínimo de lluvias, estamos bajo "una situación de bloqueo con visos de alargarse una semana más".


"No hay prácticamente ningún indicio de cambio al menos entre 8 y 10 días más", situación que se suma a las predicciones para febrero que apuntan a un mes más seco de lo normal en casi toda España, ha incidido Del Campo, quien lamenta que es "una situación poco halagüeña".


Sin embargo, y como dato curioso, el portavoz ha señalado que cuando las borrascas siguen su recorrido habitual de oeste a este, al llegar a una zona de bloqueo se desvían o muy al norte o muy al sur buscando caminos alternativos, lo que en este caso ha propiciado la lluvia e incluso la nieve caída en los últimos días en las Islas Canarias.


Los pronósticos de la Aemet para febrero auguran un mes cálido y con pocas lluvias en la mayor parte de España", si bien podría haber lluvias en la segunda quincena en las "regiones bañadas por el Mediterráneo", pero aún es pronto para poder afirmarlo "con rotundidad".


¿Cuáles son las predicciones meteorológicas para el conjunto del trimestre, incluido abril?, "El panorama es similar", con un 50 % de probabilidad de que las lluvias estén por debajo del promedio normal en la mayor parte de la Península, un 30 % de probabilidad de que se queden en los valores normales y sólo un 20 % de probabilidad de que se superen.


Este bloqueo tiene varias consecuencias: una y la más evidente, tiempo estable y seco; la segunda, la aparición de heladas de cierta intensidad, y la tercera la acumulación de contaminantes, sobre todo en grandes urbes y zonas industriales, asociadas a la propia estabilidad atmosférica y sin apenas viento.


Asimismo, esta situación favorece una fuerte subida de las temperaturas con valores muy cálidos para esta época en la mayor parte de España, y con diurnas que se situarán entre 5 y 10 grados por encima de lo normal en febrero en la mayor parte del país.


Del Campo ha aclarado que no es una situación insólita, estos bloqueos se producen, y ha recordado el de enero de 1992, cuando hubo una situación similar y muy duradera: "Hay que esperar a que esta situación acabe, pero, de momento, está entre los bloqueos más largos de los últimos tiempos". 

Un anticiclón de bloqueo persistente desviará las lluvias al menos ocho días más

Te puede interesar