lunes 18/1/21

Amnistía Internacional acusa a Interior de bloquear expedientes de asilo de ciertas nacionalidades

Amnistía Internacional acusó ayer a la Oficina de Asilo y Refugio (OAR) del Ministerio del Interior del bloqueo de solicitudes de asilo de diferentes nacionalidades mientras “esperan a que la situación de derechos humanos mejore en sus países de origen”.
Lo explica en un comunicado en el que denuncia el caso de Amira, una

Refugiados en el aeropuerto de Hellenikon, Grecia	REUTERS
Refugiados en el aeropuerto de Hellenikon, Grecia REUTERS

Amnistía Internacional acusó ayer a la Oficina de Asilo y Refugio (OAR) del Ministerio del Interior del bloqueo de solicitudes de asilo de diferentes nacionalidades mientras “esperan a que la situación de derechos humanos mejore en sus países de origen”.
Lo explica en un comunicado en el que denuncia el caso de Amira, una mujer que huyó de Libia “por las amenazas que recibía como defensora de los derechos de las mujeres” y su crítica de la Ley Islámica y que lleva dos años esperando a que la OAR se pronuncie sobre su solicitud, cuando el plazo establecido por ley es de seis meses o informar de la razón del retraso, algo que no ha ocurrido.
Solicitó asilo a España en 2014 y su petición fue admitida a trámite, pero aún no tiene la resolución definitiva que le diga si es o no beneficiaria de protección internacional. “Después de 2 años, mi solicitud de asilo sigue pendiente. Siento que estoy perdiendo la esperanza, mis sueños, mi vida... A veces, hasta me planteo por qué sigo viva”, asegura.
“Lamentablemente, el de Amira no es un caso aislado, sino un ejemplo de las políticas que en materia de asilo y refugio se están llevando a cabo en España y que dificultan o niegan el derecho a la protección internacional”, dice el director de Amnistía Internacional España, Esteban Beltrán. Según afirma, “personas de países como Libia, Mali o Ucrania, pueden ver su petición de asilo paralizada, mientras esperan a que la situación de derechos humanos mejore”.

EUROPA ENVÍA DINERO
La Comisión Europea aprobó otros 82,6 millones de euros de ayuda de emergencia para Grecia para ayudar al país a atender a los miles de refugiados e inmigrantes que se encuentran en el país heleno. En concreto, 58,4 millones se destinarán para costear alojamientos urgentes, alimentos, así como cuidados médicos y el transporte de refugiados e inmigrantes, mientras que el resto, 24,2 millones, se canalizarán al Ministerio de Salud para ayudar al país a atender sus necesidades médicas básicas y apoyo psicológico.
Con la nueva ayuda, Grecia recibirá en total unos 345 millones de euros de ayuda de emergencia comunitaria desde principios de 2015 para hacer frente a la crisis de refugiados, un apoyo que va canalizado a través de las autoridades helenas pero también ONG y agencias internacionales. De hecho, ya recibió una ayuda similar a principios de año para atender a las necesidades de los refugiados entre febrero y julio. Grecia recibirá de aquí hasta el 2020 otros 509 millones de euros de Europa.

Comentarios