sábado 31/10/20

El 83% de los jóvenes gallegos desea probar cosas nuevas en su vida sexual

El 83 por ciento de los jóvenes gallegos admite que quiere probar “cosas nuevas” al verse estancado en su rutina sexual, según lo recoge el 5º Barómetro Control 2016 “Los jóvenes españoles y el sexo”.

Un grupo de jóvenes repasa los apuntes en el césped del campus universitario de A Coruña	patricia G. Fraga
Un grupo de jóvenes repasa los apuntes en el césped del campus universitario de A Coruña patricia G. Fraga

El 83 por ciento de los jóvenes gallegos admite que quiere probar “cosas nuevas” al verse estancado en su rutina sexual, según lo recoge el 5º Barómetro Control 2016 “Los jóvenes españoles y el sexo”.
El estudio conocido ayer señala que el misionero y el perrito siguen siendo “por goleada” las posturas más practicadas y la cama el lugar preferido de casa para practicar sexo, lo que demuestra, según este barómetro, que la innovación en el terreno sexual “no es el punto fuerte de los jóvenes españoles”.
Este barómetro de opinión, se lleva a cabo desde hace cinco años para analizar los hábitos y actitudes de los ciudadanos españoles, de 18 a 35 años, y una de las principales conclusiones extraídas es que la vida sexual de los jóvenes gallegos es, principalmente, monótona.
Así, ocho de cada 10 de los encuestados afirma querer probar cosas nuevas y, entre las posibilidades propuestas, practicar nuevas posturas (79,1%), tener sexo en algún sitio público (47,3%) o probar con juguetes sexuales de riesgo controlado (29,1%), son las más deseadas.
Asimismo, “montárselo con la pareja de un amigo (27,3%), grabar una escena porno (25,5%), y tener relaciones con alguien del mismo sexo (11,8%)”, continúan la lista de maneras de romper con la rutina, recoge el estudio.
El 59% de los jóvenes gallegos considera que el sexo “juega un papel muy importante en sus vidas” según el barómetro, y el 35% le otorga una importancia media. Asimismo, nueve de cada 10, afirman estar “satisfechos o muy satisfechos” con las relaciones sexuales que mantienen.
En relación a la frecuencia, los jóvenes encuestados consideran que la media perfecta para ellos sería tener sexo todos los días, tal y como refleja el 43,6%, a pesar de que sólo el 9,8% así lo hace.
Un 36,1% asegura que mantiene relaciones una vez a la semana, un 21,8% una vez cada 2 o 3 días, un 12% una vez cada 15 días, un 5,3% una vez al mes, un 2,3 % una vez cada 3 meses y un 12,8% cada 6 meses o más.
En total, los jóvenes gallegos tienen una media de 88 relaciones sexuales al año (frente a las 79 de 2015), lo que supone tener sexo cada cuatro días, aunque les gustaría que la cantidad de encuentros sexuales aumentara en más de 200 relaciones al año, una cifra ideal muy por encima de la media de España.

Comentarios