viernes 30/10/20

El 63% de los estudiantes piensa en retrasar sus estudios en la universidad por el elevado coste

Con la llegada de los últimos exámenes y la prueba de acceso a la universidad, miles de estudiantes españoles comienzan a buscar carreras y universidades en las que continuar sus estudios.

España figura como el noveno país más caro de la UE a la hora de estudiar en la universidad	archivo ec
España figura como el noveno país más caro de la UE a la hora de estudiar en la universidad archivo ec

Con la llegada de los últimos exámenes y la prueba de acceso a la universidad, miles de estudiantes españoles comienzan a buscar carreras y universidades en las que continuar sus estudios. Sin embargo, el precio de las tasas universitarias y los costes de trasladarse a otra ciudad para poder estudiar la carrera deseada han hecho que el 63% de los estudiantes se haya planteado retrasar su ingreso en la universidad.
Los datos recogidos a través de una encuesta realizada por www.uniplaces.com, portal de alojamiento para estudiantes internacionales, muestran además que el 76 por ciento de los encuestados está preocupado por el precio de estas tasas, asegurando que se trata de uno de los principales factores a tener en cuenta a la hora de elegir carrera y universidad.
Estudiar el primer curso de una carrera universitaria hoy en día en España supone un gasto medio de 1.110 euros al año, lo que sitúa a España como el noveno más caro de la UE y de 37 países del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), según un análisis publicado por CCOO. En cuanto a los máster, el mismo estudio revela que el precio medio ronda los 2.020 euros, el octavo más caro, y destaca que España es uno de los cuatro territorios, junto a Bosnia, Croacia y Rumanía, en los que el Gobierno no otorga préstamos, beneficios fiscales ni ayudas familiares a los estudiantes, por lo que el acceso a la universidad es aún más difícil. 
Además, el 59 por ciento de los encuestados por Uniplaces considera que las universidades españolas no están al mismo nivel que sus homólogas europeas. Por lo que si a esto le sumamos las trabas económicas para algunos jóvenes, es más rentable estudiar en el extranjero que en nuestro país. En este sentido, el 91% de los encuestados se plantea realizar al menos un año en una universidad fuera de nuestras fronteras.
El viernes, la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas pidió a la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, que “tome cartas en el asunto”, intervenga e investigue el sistema de becas y ayudas al estudio del Gobierno, que “no cumple el objetivo para el que fue creado, que es garantizar la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación superior”.
Así lo indicó su presidente, Luis Cereijo, después de registrar un escrito en la institución en el que alerta de la “gravedad” de la situación. “Es un sistema que niega la igualdad de oportunidades de los estudiantes, es oculto y donde la beca ha pasado de ser un derecho subjetivo a un régimen competitivo”, explicó Cereijo, que considera que debe ser “arrasado por completo”.

Comentarios