miércoles 25/11/20

Unos 1.100 inmigrantes subsaharianos intentan asaltar la valla de Ceuta

Aproximadamente 1.100 inmigrantes subsaharianos han protagonizado durante la madrugada de ayer, a las 04.20 horas, un nuevo intento de asalto al perímetro fronterizo de Ceuta.

La Delegación del Gobierno afirma que los asaltantes estaban muy bien organizados	REUTERS/Jose Antonio Sempere
La Delegación del Gobierno afirma que los asaltantes estaban muy bien organizados REUTERS/Jose Antonio Sempere

Aproximadamente 1.100 inmigrantes subsaharianos han protagonizado durante la madrugada de ayer, a las 04.20 horas, un nuevo intento de asalto al perímetro fronterizo de Ceuta.
Según informa la Delegación del Gobierno en Ceuta en una nota, como en las últimas ocasiones, y por la zona de Sidi Ibrahim, ubicada en la zona central del perímetro que delimita la frontera terrestre entre España y Marruecos, los asaltantes intentaron acceder “de forma extremadamente violenta y organizada, tratando de forzar algunas de las puertas del vallado exterior”, utilizando para ello barras de hierro, cizallas y piedras de gran tamaño, con las que “han agredido, tanto a las fuerzas marroquíes como a los agentes de la Guardia Civil”.

COLABORACIÓN MARROQUÍ
De esta manera, resultaron heridos cinco agentes del GRS y 50 miembros de las Fuerzas Auxiliares marroquíes, y aunque las heridas de los agentes de la Guardia Civil no revisten gravedad, en el caso de algunas de las que afectan a las fuerzas marroquíes presentan mayor importancia, habiendo incluso uno de ellos perdido un ojo como consecuencia del impacto de una piedra, según informa la Delegación del Gobierno.
La colaboración de las FAR marroquíes tuvo como resultado evitar que unos 500 inmigrantes llegaran a la valla. El resto, unos 600, lograron alcanzar la misma, siendo contenidos por los agentes de la Guardia Civil desplegados en la zona (GRS y Compañía de Ceuta) con la ayuda de las Fuerzas marroquíes. Además, se contó con la colaboración en el dispositivo de unidades de la UIP y UPR del Cuerpo Nacional de Policía, así como con el apoyo de un helicóptero de la Guardia Civil. Por su parte, la Policía Local ofreció su apoyo, pero “se ha estimado prudente no retirar el operativo conjunto de Policía Local y Cuerpo Nacional de Policía previsto con motivo de las fiestas de fin de año”, según explicó ayer la Delegación.
Tras la contención del asalto, quedaron encaramados a la valla exterior 106 inmigrantes subsaharianos, de los cuales, tras su examen por los servicios sanitarios de Cruz Roja y 061, se procedió a rechazar a 104, siendo dos de ellos trasladados al hospital por heridas graves, si bien su vida no reviste peligro. El operativo se dio por finalizado a las 11.00 horas de ayer.

Comentarios